• Por Antonio Méndez

Ya hace tiempo que Neil Young no nos regala obras maestras históricas como “After The Gold Rush”, “Tonight’s The Night” o “Ragged Glory”, pero cada disco del canadiense, al margen de algunos petardos en los años 80, resultan trabajos de entidad que definen su alta categoría como músico y compositor, no en vano es de los pocos ilustres y veteranos maestros, que hoy en día, como pueden ser Tom Petty o Bob Dylan, siempre pueden resurgir agasajándonos con una nueva obra maestra.

“Greendale” quizá no sea una obra perfecta pero se trata de un valioso y muy interesante trabajo conceptual con fundamento de rock básico, crujiente, blues, emocional, distorsionado, con conceptos temáticos que se mueven en las críticas y comentarios sociales y las constantes ideológicas de amor, paz, libertad y ecología que Young siempre ha defendido desde sus antiguos tiempos en los años 60, aquí fabuladas en torno a las vivencias de los personajes de la ficticia y pequeña localidad californiana que da título al álbum, ambicioso intento de realizar una novela musicada con la familia hippie Green como protagonista.

Las piezas, extensas, iterativas y dominadas por un tono cetrino y nostálgico, con un apreciable desarrollo narrativo, están revestidas por algún apunte folk y la cobertura cardinal del blues-rock con el sonido clásico de la guitarra de Neil, exhibida en su intensidad en el tema que abre el disco “Falling from above”, canción que nos va presentando algunos de los personajes de la historia, como el idealista Arius Green (el Abuelo), su hijo Earl (un alter ego del propio Young) que vive con su esposa Edith, su hija Sun y el primo Jed en el rancho Double E.

El estupendo tema blues “Double E” se centra en la personalidad de Sun, uno de los personajes principales del álbum, curiosa e independiente muchacha que comparte el idealismo de su abuelo, a quien admira y comparte sus recuerdos ilusionantes del verano del amor, cuando todavía la juventud parecía que podía cambiar el mundo.

Las pautas blues prosiguen con “Devil’s Sidewalk”, uno de los mejores cortes del disco en el que prosigue con esta primera introducción de caracteres y ambientes contando con el apoyo vocal en coros de Pegi, la esposa de Neil.

“Leave the driving”, con Young soplando su armónica, nos habla del suceso que lleva a Jed a la cárcel tras asesinar a un policía llamado Carmichael cuando piensa que va a ser detenido por posesión de drogas.

“Carmichael”, el oficial de policía asesinado es el difunto protagonista de este fenomenal y melancólico medio tiempo que indaga en la pena y el dolor de la viuda del agente, Lenore, ejemplificada en la guitarra rota y quejosa de Young. La base rítmica de Ralph Molina y Billy Talbot en este tema resulta excepcional por conjugar clase y robustez.

“Bandits” es una preciosa balada folk, con Neil en la guitarra acústica y una interpretación cargada de sentimiento y esperanza: “Someday you’ll find everything you’re looking for…”.

La tragedia para la familia Green prosigue con “Grandpa’s Interview”, una pieza de gran belleza y evocación en la que se critica el acoso del periodismo sensacionalista que termina por provocar la muerte de un ataque al corazón del abuelo, ante la insistencia de la prensa por sonsacar alguna información del encarcelado Jed. Murió luchando por la “libertad del silencio”.

Este fallecimiento provoca una reacción activa en Sun, quien se convierte en la sucesora de Arius en sus quimeras vitales tras conocer su muerte en “Bringin’ Down Dinner”, balada estilo canto fúnebre significada por un emotivo órgano interpretado por el propio Neil.

La joven Sun, como defensora del medio ambiente, ya es la protagonista principal de las dos últimas canciones del álbum. “Sun Green”, de nuevo con el blues-rock como protagonista sónico, muestra las acciones de protesta de Sun con Young adoptando la voz de Sun con el empleo de un megáfono, y la pieza final, la sensacional “Be the rain”, es uno de los mejores términos en la historia de toda la discografía de Neil Young.

Todo un conmovedor, intenso y efectivo himno ecologista en donde se pide que respetemos el planeta y que salvemos a Alaska. ¿En qué político estaría pensando en sus requerimientos?…

Ir a la biografía de Neil Young


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:17    Promedio:4.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies