• Por Antonio Méndez

nick cave and the bad seeds push the sky Away review critica disco album

Por primera vez sin Mick Harvey, Nick Cave publicó con los Bad Seeds “Push The Sky Away”, un trabajo de canciones lentas, atmosféricas, elegantes… para colocar al lado de los trabajos de los Tindersticks o de Lambchop.

La emocional voz barítona, los sencillos textos poéticos sin alardes pretenciosos de rapsoda pedante o demagogo salvamundos, el equilibrio en los arreglos, las atmósferas taciturnas, reflexivas, las pegadizas melodías de pop sofisticado… configuran un buen disco con ecos de sus referencias de siempre: Leonard Cohen, Tom Waits, Lee Hazlewood, Scott Walker, el blues…

Las canciones son todas baladas, iniciando su recorrido por “We No Who UR”… no hay necesidad de perdón… Lírica natural con notas goteantes de piano y guitarra, flauta y un cruce entre los citados Cohen y Hazlewood en una expresión vocal tan emotiva como elegante con sutil acompañamiento de armonías femeninas.

“Wide Lovely Eyes” posee influencias góspel y contrastes de voz tranquila y guitarra rítmica dinámica en una declamación de despedida con llaves secretas, jardines, cielos de hierro… Podría cantarla Mark Lanegan.

“Water’s Edge” es un corte oscuro con trémulo bajo y una perorata sobre chicas de ciudad pasándoselo bien en el campo mientras son contempladas por los muchachos del pueblo… Cierta disonancia y curiosa ejecución dramático-teatral.

Uno de los mejores momentos del disco es “Jubilee Street”, balada sofisticada con crescendo para crooner con rasgos blues y soul. Elegante retrato de una chica de nombre Bee, sin pasado, ¿con futuro?…

En “Mermaids” Nick afirma que cree en Dios y en las sirenas… Se extasía con una de ellas en una pieza con influencia de David Bowie que le emparenta con la música de los referidos Tindersticks.

Arreglos orquestales en “We Real Cool”, canción con ominoso bajo, piano, violines… que suena antes de “Finishing Jubilee Street”, balada blues folk con inspiración onírica.nick cave fotos images pictures bad seeds push the sky Away review

“Higgs Bosson Blues” es una larga pieza de corte surreal y ubicación de carretera con ecos de Tom Waits en donde tanto se acuerda de Robert Johnson como de Hannah Montana.

El álbum termina con “Push The Sky Away”, valioso, atmosférico final sobre individualismo, determinación, personalidad ante la masa… Disco monótono en tempos pero con momentos brillantes.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies