• Por Antonio Méndez

royal-blood-how-did-we-get-so-darkCrítica

Segundo álbum en estudio de los Royal Blood, un dúo británico formado por el cantante y bajista Mike Kerr y el batería Ben Thatcher que debutó hace unos años con el homónimo “Royal Blood” (2014).

El disco, compuesto por canciones de más o menos tres minutos, muestra influencias hard rock, blues rock, stoner rock, power pop… siendo interesante el trabajo en producción para hacer sonar el bajo de Kerr como una guitarra de forma contundente, directa, adjetivos aplicables al trabajo con las baquetas de Thatcher.

La pieza homónima abre “How Did We Get So Dark”… te contemplé acercándote, hay sombras en la pared, te fuiste y todo se volvió frío… Desconfianzas, decepción, en este corte rítmico de riffs potentes en un rock que parece conjuntar a Supergrass con los Cheap Trick. Buenos arreglos vocales con coro en falsete.

Entrar en tu jaula, apaga la luz, mis ojos todavía están rojos, eres difícil de olvidar… ¿una pareja? ¿drogas?… En la danzable “Lights Out”, con un pegadizo riff, exhiben su explosivo hard blues rock melódico que gustará a quienes escuchen a los Black Keys, Band Of Skulls, The Answer

“I Only Lie When I Love You”… Imaginemos: cruce entre el hard rock de AC/DC y el glam de T. Rex con producción de Josh Homme.

Hablado de Homme, algunas canciones evocan a los Queens of The Stone Age o a los Eagles Of Death Metal. Por ejemplo “She’s Creeping”… otro corte entre la femme fatale y las drogas… está subiendo por mi torrente sanguíneo, te hace sentir tan miserable… Los riffs son estupendos.

Distorsión a tope en “Look Like You Now”, un corte que promete mucho en su inicio pero termina resultando indiferente.

royal-blood-duo-rock-fotoMejor es “Where Are You Now?”, tema hard rock… conduciendo salvaje el coche, temblando, me pregunto dónde estás ahora… Obsesión, paranoia, búsqueda… Intenso, con ecos de los primeros Black Sabbath.

Nos calmamos con la balada “Don’t Tell”, arena rock con falsete… Todo el mundo conoce tus excusas ridículas para irte… me voy a fumar.

Retorna la caña rock con la disfrutable “Hook, Line & Sinker”, hard funk rock a lo Led Zeppelin que tampoco quedaría mal en un disco de Jack White etapa White Stripes… dominación sexual, esclavitud en la adicción, dame todo lo que quiero. Te arrastro.

Buen uso del piano eléctrico en “Hole In Your Heart”. Canción rock melódica, potente… no puedo llenar ese agujero en tu corazón como lo hacía antes. Buenos arreglos primando la contundencia instrumental más que la floritura.

La psicodelia asoma en su final con “Sleep”, balada con elementos blues, hard rock, stoner… que termina el álbum con Kerr intentando desembarazarse de pesadillas con influencias de Led Zeppelin… Necesito más medicación.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies