• Por Antonio Méndez

Este breve recopilatorio del grupo The Byrds fue editado por Columbia después de la publicación de los cuatro primeros y esenciales LPs de la banda americana más influyente de la historia, pues no solamente fueron los instauradores de las bases del folk-rock, acomodando los postulados sociales del folk de Bob Dylan, Pete Seeger o Woody Guthrie al sentimiento pop de los grupos de la Invasión Británica (en especial los Beatles), empleando de manera original la guitarra Rickenbacker de doce cuerdas de Jim (Roger) McGuinn y ofertando un admirable trabajo en las armonías vocales (con la significación de David Crosby), sino que también fueron los Byrds los pioneros, junto a los Yardbirds británicos, en la experimentación psicodélica con “Eight Miles High” y su “Fifth Dimension”, en donde también flirteaban con el space rock de “Mr. Spaceman” y en el country-rock, con la llegada de Gram Parsons para la grabación de “Sweetheart of the rodeo”, previas algunas pinceladas del estilo por parte de estupendos temas de Chris Hillman.

Practicamente todas las bandas surgidas en la Costa Oeste americana han desarrollado algún tema con la influencia del seminal quinteto angelino.

Esta compilación de gran éxito (alcanzó en listas el puesto número 6) es básicamente un recorrido por sus primeros singles, dejando fuera conocidas y oscuras gemas propias e incluyendo versiones de Bob Dylan que ellos reinventaron con su electrificación, convirtiéndolos en grandes éxitos iniciados con el clásico “Mr. Tambourine Man”, canción que les llevó al número 1, un puesto que volvieron a obtener con “Turn Turn Turn”, una renovación total del tema que Pete Seeger había escrito en base al libro bíblico del Eclesiastés.

Referencias al consumo y efectos de las drogas, diatribas de carácter social, cánticos de libertad y esperanza en un futuro mejor, sentimientos de amor resentido o métodos en clave irónica para conquistar la fama como “rock star” son los asuntos que nos depara la escucha de este LP compuesto en la cara A por ocho de sus primeros sencillos (todos a excepción de “Set You Free This Time” de Gene Clark) y dos caras B, “I’ll Feel a Whole Lot Better” y “Chimes Of Freedom”.

Es un aceptable recopilatorio por su característica colección de temas para el no iniciado en su discografía, pero los Byrds no necesitan de un “Greatest Hits”, era una banda que superaba esa etiqueta de grupo de éxitos y para el melómano serio es necesario poseer sus mejores LPs, ya que este recopilatorio no deja de brindar una perspectiva muy sesgada y “dylaniana” de la tremenda importancia de esta gran formación americana que grabó discos tan imprescindibles como “Mr. Tambourine Man”, “Fifth Dimension” “Younger than yesterday” o “The Notorious Byrd Brothers”.

Ir a la biografía de The Byrds


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:11    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies