• Por AlohaCriticón

1910 Fruitgum Company, desde su nombre, sacado del envoltorio de un chicle, es el grupo bubblegum por excelencia.

El proyecto fue ideado por la pareja de compositores y productores Jerry Kasenetz y Jeff Katz, quienes también dirigían la carrera de grupos del mismo proceder como The Ohio Express o Music Explosion, conjuntos que asentaban su sonido en pegadizas y bailables melodías pop, efervescentes ritmos, estribillos contagiosos, agradable enfatización vocal y predominio del formato single.

Denostado por algunos sectores desde una ignorancia y necedad absoluta, el bubblegum es una música realmente apreciable y significativa de una época festiva y despreocupada, con un único objetivo: hacer pasar un agradable momento al amante del verdadero pop con refrescantes, inocentes y luminosas piezas de estructura sencilla y adhesiva.

Generalmente, la naturaleza de este tipo de sonoridad recae en la persona del productor, quien es el que maneja el grupo a su antojo, utilizando diferentes músicos y vocalistas de estudio de gran competencia profesional, que solían ir rotando a menudo.

1910 Fruitgum Company fueron creados el año 1967 en la localidad de Linden, New Jersey. Por sus filas pasó gente como el teclista y vocalista Mark Gutkowski, los cantantes Frank Jeckell, Joey Levine o Bruce Shay, los guitarristas Pat Karwan o Chuck Travis, los bajistas Steven Mortkowitz y Bruce Shay, o los baterías Floyd Marcus o Jimmy Casazza.

Debutaron en el sello Buddah Records con el sencillo “Simon Says”, que los llevó al número 4 en listas de ventas americanas y al 2 en el Reino Unido.

Menos fortuna tuvo su segundo single, “May I Take a Giant Step”, otra canción de corte similar, como casi todo lo ofertado por 1910 Fruitgum Company.

1910 fruitgum company album 1 2 3 single red light

“1,2,3 Red Light” (número 5) e “Indian Giver” (también número 5), canción versionada por los Ramones, fueron sus dos éxitos más importantes en el resto de su trayectoria, aunque como melodías eran piezas inferiores a otras delicias bubblegum como “Please Me, Tease Me”, “Dee-Licious” o el single “Goody Goody Gumdrops”, una fantástica canción cuyo estribillo es utilizado sin acreditar por el estupendo grupo Redd Kross (amantes del eclecticismo musical y por supuesto del bubblegum), en su tema “The Faith Healer”, incluido en su LP más pop, “Third Eye”, en el cual, por cierto, aporta voces Susan Cowsill, miembro del grupo 60’s The Cowsills, otra formación que también coqueteó con el bubblegum.

Además de sus sencillos, es muy recomendable también la escucha de sus LPs, en especial su debut, “Simon Says” (1968).

Cuando a finales de la década de los 60 la explosión bubblegum comenzó a perder su aspecto comercial, el proyecto dejó de existir.

Discos Comentados

The Best (Recopilatorio)

Puntuación

Usuarios:
[Total:13    Promedio:4.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.