• Por AlohaCriticón

isobel campbellIsobel Campbell, la ex componente de Belle & Sebastian ha debutado, tras su proyecto paralelo Gentle Waves, como solista uno de los discos más exquisitos y refinados del pasado año, “Amorino” (2003). Hablamos con ella sobre este álbum, sus influencias, sus películas y discos favoritos, su colaboración con Mark Lanegan

Nombres como Brian Wilson, Lee Hazlewood, Curt Boettcher, François Truffaut, Phil Spector, Left Banke, Burt Bacharach o Antonio Carlos Jobim se dan cita en este diálogo.

Después de dejar Belle & Sebastian y tus dos Lps con The Gentle Waves publicas tu primer disco con tu propio nombre, “Amorino”. Es un título muy romántico y el tema amoroso es el cimiento del álbum. ¿Cuál es tu sentimiento sobre el disco que has grabado?

Quería que “Amorino” fuera un gran experimento musical y creativo. Deseaba aprender mucho en el estudio, tanto en el aspecto musical como en el técnico. Después de grabar “Swansong for you” con The Gentle Waves mi cabeza estaba repleta de ideas.

Veo cada disco que hago como una extensión de lo que hice previamente. “The Green Fields of Foreverland” fue un disco inocente, espontáneo y lleno de esperanza. “Swansong for you” fue más grande, más desarrollado, mucho más adulto.

Creo que he conseguido los sonidos que deseaba lograr y lo que quería expresar, además de alcanzar mayor seguridad sobre la sonoridad buscada en la grabación.

Estaba hechizada por los Wrecking Crew, un grupo de músicos de sesión que tocaron en todos los discos clásicos de los años 60. Ya sabes, “Pet Sounds”, Phil Spector, Mamas & The Papas, Nancy Sinatra, y la lista continúa. Básicamente en cualquier gran disco de esa época estaban tocando los Wrecking Crew.

Sabía que para crear ciertos sonidos tenía que contratar a cierta gente. Músicos de toda clase de estilos: clásica, jazz, etc…

Uno de mis amigos me dijo: “Estás haciendo el disco de tu vida” y realmente nunca estuve muy segura de lo que había dicho. Casi un año después no puedo creer la determinación, energía y enfoque que he tenido. Me he esforzado por buscar la perfección. Creo que la música se atrapa en un momento y si tenemos fortuna en ese momento podemos lograr sentir algo importante.

Había estudiado detenidamente a Antonio Carlos Jobim, por supuesto a Serge Gainsbourg, a Simon & Garfunkel y a Bach. Líricamente, tanto como admiro la narrativa intrincada, algunas veces siento que es mejor ir al grano y al corazón real del asunto. Al estilo de las historias de Hank Williams o Johnny Cash, que realmente me fascinan.

De todas maneras, “Amorino” es un disco que ha sido hecho con amor. Durante tres años ha sido como mi sueño hecho realidad. Aunque no pasé gran cantidad de tiempo en el estudio con “Amorino”, trabajé y pensé mucho en las mezclas y los arreglos fuera del mismo. Estaba pensando en el disco a todas horas. ¡Era como una obsesión!.

¿Qué emociones te produce al escucharlo manteniéndote al margen como autora?

Es muy difícil contestar a eso para mí porque es un trabajo muy personal. Creo que para el que escuche el disco, “Amorino” es un álbum muy íntimo, emocional y delicado.

Cierto, el tono del disco es melancólico y sofisticado, con piezas muy bellas, dulces y encantadoras, de gran sentido atmosférico y refinados arreglos, con tendencias pop, jazz y bossanova, principalmente. ¿Querías otorgar un tono general al disco o cada pieza está construida de manera independiente en cuanto a su gradación emocional?

En conjunto pienso que instintivamente sabía que el disco iba a resultar muy íntimo, con una atmósfera emocional porque así me sentía en esa época. Deseaba pintar un cuadro con música y muchos colores. Lo hice, trabajando cada canción de forma independiente, lo cual es algo que podría cambiar en el futuro ya que la ordenación de los temas en “Amorino” me llevó casi tres meses.

El pop de los 60 está presente en todo el álbum. Por ejemplo el memorable tema homónimo resulta un cruce entre Margo Guryan, Brian Wilson, Burt Bacharach y Left Banke. La interacción entre un insistente y atmosférico mellotron, un expresivo clavicordio y una elegante batería construyen una ensoñadora atmósfera. Es un inicio de álbum realmente delicioso.

¿No crees que la década de los 60 es, con diferencia, la mejor etapa del pop y de donde has recogido tus mejores influencias?

Mi gusto en música es tremendamente ecléctico pero debo admitir que tengo una gran pasión por los años 60. Creo que los 60 fue una época en la que el pop era nuevo, fresco y el momento en el cual alcanzó realmente su cumbre. Si una piensa sobre todo lo que siguió a esta década simplemente ha sido un resurgimiento de aquello, sea de una manera u otra.

Por ejemplo, una de las principales influencias de los Sex Pistols fueron los Beatles.

Sí, ¿quién no ha sido influenciado por los Beatles?. Bueno, ¿Podrías darme un breve comentario sobre algunos maestros del preciosismo pop 60’s?

Brian Wilson:¿Qué puedo decir de este hombre que no se haya dicho ya?. No demasiado, excepto que creo que quizá esté todo lo cerca de un ángel que un hombre puede estar. Lo vi tocando el concierto de “Smile” hace un par de semanas en Glasgow. Y el pasado año lo vi en la gira “Pet Sounds”, fue una experiencia espiritual, estuve como en el cielo durante los siguientes días.

Burt Bacharach: Como tú probablemente adivines, es otro de mis favoritos. ¡Para mí esta es la entrevista soñada! Burt tocó en Edimburgo hace un año. Contó buenas historias. Para mí su música se basa completamente en el estilo, la originalidad y la sutileza.

Phil Spector: El muro de sonido ha producido muchos imitadores. Me encantan sobre todo sus baterías y guitarras. También adoro los discos que hizo con Dion (DiMucci).

Curt Boettcher: Era un gran fan del clavicordio, lo que resulta maravilloso. La intro de Millennium’s Prelude/To Claudia on a Thursday es quizá uno de las mejores intros que jamás se hayan grabado.

Lee Hazlewood: Personalmente, es mi músico favorito. Cuando conocí a Mark (Lanegan) le dije a Bobby Kildea (de Belle & Sebastian) que había conocido a mi propio Lee Hazlewood.

Lee Hazlewood nunca se acomodó en ningún género. Eso es la causa por mi debilidad por él como artista. Para mí, no puede haber nada mejor que “Some velvet morning”. Lo ví tocar hace unos años en Londres en el Festival Meltdown de Nick Cave y su voz era tan buena como siempre.

Michael Brown (Left Banke, Montage, Stories): También era un gran fan del clavicordio. Su sonido era precioso y delicado. ¿Por qué hoy en día no se hace música como esta?. Toda esa gente eran completos artesanos. ¿Por qué todo ahora no es más que bombo publicitario? Las listas de éxitos de hoy en día apestan.

Estoy totalmente de acuerdo, en los años 60 y 70 las bandas y solistas que copaban los primeros puestos en ventas solía ser gente con calidad, en cambio ahora la mayoría es pura basura.

En tu disco se aprecia tu amor por la cultura francesa, con ecos de Sergei Gansbourg, Françoise Hardy. Muchos pasajes del disco me resultan muy cinematográficos. ¿Eres cinéfila ?

Me encanta el cine. Una buena película es la mejor forma de escapismo.

¿Te gusta la nouvelle vague: Truffaut, Godard, Chabrol, etc.?

Mis favoritos son Godard y Truffaut. También me gusta Jean Cocteau.

Los films de Truffaut y Godard son un ejemplo para el cine actual. Por ejemplo , la película “Lost in translation” me recordaba muchísimo a la nouvelle vague.

Sí, es cierto, la propia Sofia Coppola reconoció sus influencias. ¿Podrías decirnos algunos de tus títulos cinematográficos preferidos?

Sin duda alguna “El Graduado”. Todo es perfecto, la música, el estilo, el reparto. ¡Maravillosa!

Otras grandes películas que me gustan son “Vértigo” y “La ventana indiscreta” de Alfred Hitchcock, “Cuando el viento silba” de Bryan Forbes, “Annie Hall”, bueno, cualquier película de Woody Allen, “Sucedió una noche” de Capra y “El sueño eterno” de Howard Hawks.

Voy al cine muy a menudo pero para mí las películas clásicas son las mejores.

Volvemos a coincidir. Retomando el disco, a lo largo de su recorrido encontramos canciones puramente pop con toques jazz, como “Love for tomorrow”, instrumentales melancólicos o piezas de arrebatadora atmósfera como “This land flows with milk”. Son temas de gran belleza con sofisticados arreglos, narrados con una cercanía emocional fascinante. Es un lp muy íntimo pero con una intensidad emocional traspasable a cualquier oyente.

¿Cuál era tu estado de ánimo en el momento de grabar el disco? ¿Piensas que el LP lo ha atrapado?

Sí, creo que “Amorino” ha atrapado el ambiente de mi entera existencia cuando lo grabé. Realmente estaba buscando y cuestionándome todo en aquel momento. “Amorino” probablemente explica mejor y más exactamente mi estado de ánimo que si quisiera expresarlo solamente con palabras.

Mi propósito era real y siempre intento ser lo más sincera posible. Me gustaría pensar que la gente puede discernir la diferencia entre artistas honestos y aquellos que están cubiertos de mierda. Pienso que he desnudado mi alma en este disco.

Tu susurrante voz me recuerda mucho a Françoise Hardy y sobre todo, a Margo Guryan. ¿Te gusta Margo? ¿Qué opinas de su disco “Take a picture”?

No había escuchado a Margo pero la gente habitualmente me compara con ella. Finalmente pude hacerlo cuando Duglas Stewart (miembro de los BMX Bandits) le dio a Bill Wells una cinta.

Solamente tengo un recopilatorio, no el Lp “Take a picture”, en donde está la canción “Take a picture”, al igual que “Pretty Love Songs”, “Sunday morning”, etc.

Al principio, cuando la escuché estaba un poco alucinada, al igual que me pasó con Vashti Bunyan, porque verdaderamente sonaba muy similar. ¿Sabes qué nacionalidad tenía?

Sí, claro, es americana, de Nueva York. Otra de tus influencias es la bossanova, presente también en el disco, un claro ejemplo es “Johnny come home”. ¿Has oído mucho a Antonio Carlos Jobim? ¿Te gusta la música brasileña?

Soy una gran seguidora de Antonio Carlos Jobim, Stan Getz y Joao Gilberto. Por supuesto también de Astrud. Sus melodías se desarrollaron de manera maravillosa. Son tan sutiles, preciosas y frágiles. Escuché recientemente que Jobim era un gran fan de Chopin. Desde que oí sus declaraciones yo también me he aficionado a la música de Chopin.

Aunque muchas de las canciones de Jobim han sido compuestas en Brasil, en un clima soleado cerca del mar, la mayoría están impregnadas por una cierta tristeza y nostalgia. Prefiero la bossanova de los 50 y 60 que la actual. La de ahora ni es delicada ni es especial.

Sí, como dijiste antes ocurre lo mismo que con el pop actual y el de los años 60. Una pieza curiosa de tu disco es “The Cat’s Pyjamas”, en donde parecemos retrotraernos a los cabarets de los años 30. ¿Cómo decidiste grabar este tema Dixieland?

En inglés “The Cat’s Pyjamas” es una expresión que la gente utiliza para describir algo grande. Decir “¡The Cat’s Pyjamas!” es como decir “¡Es lo mejor!”.

Esta canción para mí es salvaje y divertida. Habíamos usado “The Uptown Shufflers” en la canción de Belle & Sebastian “I love my car”. Cuando escuché la melodía casi podía escuchar a la banda de Dixieland.

Como te dije soy una gran admiradora de Woody Allen. Me gusta mucho todo lo antiguo y los años 20 y 30 fue una época fabulosa para la música y el arte. En la década de los 60 los años 20 fueron muy venerados, al igual que se tenía un gusto retro por los objetos de la época victoriana, un poco como ahora en el 2004 tienen los fans de los años 60.

En el Lp parece que iba a colaborar Mark Lanegan. ¿Es esto cierto?

Si.

¿Habías oido algo de Lanegan? ¿Conocías sus trabajos con los Screaming Trees? A mi me parecen estupendos.

Mark tiene una voz preciosa. Creo que posee una de las voces más especiales del mundo en la música actual.

No conocía sus trabajos anteriores. Inicialmente quería que fuese Tom Waits el que cantase esta canción pero no sabía como contactar con él.

Entonces un amigo me dijo: “Escucha esto”, y me puso un disco de los Screaming Trees. Tras hacerlo, mandé la canción a su compañía discográfica y posteriormente su manager llamó al mío. Más tarde, Mark me llamó desde su estudio en Los Angeles. Los dos estábamos un poco tímidos pero él me cantó por teléfono una hermosa letra que había escrito. Era perfecta. Es un tema acústico, resulta fenomenal por la magnífica voz de Mark.

Ahora mismo y si ambos tenemos tiempo estamos proyectando trabajar juntos en un disco que verdaderamente sería estupendo grabar.

Ojalá se haga realidad ese proyecto, seguro que saldría algo interesante. ¿Has diseñado tú el artwork de “Amorino”? ¿También te gusta pintar?

La verdad es que me atrae todo tipo de manifestación creativa. Creo que poder expresarse artísticamente es algo maravilloso. Diseñé la portada aunque no pinté los dibujos. Solamente dirigí al artista, que creo que me consideró demasiado quisquillosa. Ocasionalmente intenté hacer algunos garabatos pero me temo que no soy la mejor pintando, aunque creo que tengo buenas ideas respecto al color y el diseño.

Supongo que estarás cansada de contestar a la misma pregunta, pero siento volver a hacértela. ¿Cuál fue la causa de tu marcha de Belle & Sebastian?

Las cosas no iban bien para mí por aquella época y estar en el grupo tampoco me aportaba nada bueno. A pesar de todo no fue una decisión fácil.

¿Qué te parece su último disco, “Dear Catastrophe Waitress”?

Solamente he escuchado un par de temas. Creo que de las canciones que he escuchado mi favorita es “Piazza New York Catcher”.

En Aloha PopRock solemos recomendar discos imprescindibles. ¿Puedes decirnos algunos de tus favoritos?

Siempre vuelvo, una y otra vez, a estos discos:

The Velvet Underground & Nico.- The Velvet Underground & Nico

Tom Waits.- Closing Time

Bobby Gentry.- Touch ‘Em with love

Bob Dylan.- Blood on The Tracks

Bob Dylan.- Blonde on Blonde

Nico.- Chelsea Girls

Orange Juice.- You can’t hide your love forever

Johnny Cash.- Orange Blossom Special

The Kinks.- The Village Green Preservation Society

Joni Mitchell.- Blue

Joni Mitchell.- Ladies of The Canyon

Leonard Cohen.- The Songs of Leonard Cohen

The Beach Boys.- Pet Sounds

Jane Birkin & Serge Gainsbourg.- Jane Birkin & Serge Gainsbourg

Brigitte Bardot & Serge Gainsbourg.- Bonnie & Clyde

Nancy Sinatra.- How Does That Grab You?

Simon & Garfunkel.- Sounds of Silence

Antonio Carlos Jobim & Francis Albert Sinatra.- Antonio Carlos Jobim & Francis Albert Sinatra

Gracias por tus respuestas, Isobel.

Antonio Méndez



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies