• Por AlohaCriticón

los brincos discografia fotos pictures discography albums discosLos Brincos son una de las mejores formaciones que ha conocido y conocerá la música española. En una época en la cual el bagaje discográfico de los grupos se nutría básicamente de versiones anglosajonas la banda liderada por Fernando Arbex, alma mater de sus composiciones e ideológo principal de su sonido, demostró poseer un elevado talento para la escritura propia, para la creación melódica, para el dominio de ritmos, para el empleo magistral de las voces, con unas armonías de difícil comparación en la historia del rock en castellano.

Desde la ignorancia supina y el mimetismo sin criterio a nivel de análisis sónico que existe por lo general, a los Brincos se les despacha con una simple similitud con los Beatles, siendo ésta una singularidad básica de su sonido (y en el de todos los grupos del momento), el cual está adherido a las pautas de todo el Merseybeat, en especial al jangle pop/folk rock de los Searchers.

Al margen del Merseybeat y con líricas que festejaban o penaban el amor, la amistad o las ansias de libertad, el grupo de Arbex estaba influenciado también por la energía y voces de unos Who o Yardbirds, y de las iniciales pautas R&B de los Rolling Stones del 64, que configuran un vibrante sonido garage-rock, principalmente apreciable, no en sus singles, que generalmente suelen ser de valía inferior a otras piezas de su discografía, sino en sus primeros LPs.

Pero en su progreso compositivo también suenan voces californianas a lo Turtles, folk-rock byrdsiano, apuntes aflamencados en puntuales ocasiones, psicodelia y rock progresivo, configurando una discografía más que interesante.Los Brincos se crean en Madrid en el año 1964. Fernando Arbex, nacido el 19 de mayo de 1942 en Madrid, había tocado de adolescente en un dúo con Rafael Castellanos antes de incorporarse en 1960 al grupo Los Estudiantes. Cuatro años después conoce en la discoteca Norba a Juan Pardo, ex Pekenikes, con quien planea formar un nuevo grupo.

De esta manera Arbex, como cantante y batería, se une al guitarrista y vocalista Pardo, hijo de gallegos que había nacido en 1942 en Palma de Mallorca, localidad en la cual estaba destinado su padre, de profesión militar. Para conformar el cuarteto entra en el proyecto el vocalista y guitarra Antonio Morales, “Junior”, nacido en 1943 en Manila (Filipinas), y Manolo González, bajista y miembro más joven del grupo al nacer en 1944.

La banda pretende llamarse en principio Las Ovejas Negras, por resultar un tanto contestataria su actividad musical con la opinión de sus familias, recelosas con el mundillo del rock’n’roll. No cabe duda de que desearían una profesión con un porvenir más seguro para sus hijos.

Finalmente, por sugerencia de Rosa Arbex, adoptan el nombre de Los Brincos y gracias a Luis Sartorius, muy amigo de Arbex por su pertenencia en los Estudiantes, logran llamar la atención del sello Zafiro para grabar en Novola, en donde contactaron con la representante y productora Mariní Callejo. Lamentablemente Sartorius fallecería en un accidente de tráfico, cuando retornaba en su Seat 600 después de ensayar en casa de José Barranco.

Los Brincos, que solían ensayar en sus comienzos en la azotea de la casa de Arbex, debutaron en vinilo en 1964 y de manera profusa con un LP, “Los Brincos” (1964), dos singles y un EP. Su casa discográfica les presenta como los Beatles a la española, empleando en su vestimenta unas características capas. Su música denota una gran sabiduría en dominar los cánones del Merseybeat, exponer sus letras con unas armonías sensacionales y mostrando en sus temas, alternando canciones en español con piezas en inglés, una energía garajera muy acusada, en especial en todo su primer LP, con temas llenos de ritmo como el bailable single “Dance the pulga”, el palpitante garage-rock “What’s the matter with you”, o “Bye bye Chiquilla”, en donde parece estar tocando la guitarra un joven Keith Richards. Sus famosas armonías y sus trazas más beat son muy apreciables en “I can’t make it” o “Cry”, un tema que podría cantar el John Lennon más desgarrado.

El primer single del grupo fue “Flamenco”, un tema de, valga la redundancia, aires flamencos, que les lleva a lo más alto. Probablemente ésta sea la primera vez que se empleaban sonidos de flamenco en la historia del rock.

La denominada “Brincosis” se asienta con sus trabajos en los siguientes años. En 1965 publican otro EP y alcanzan el éxito popular con singles como “Borracho”, movido tema con letra humorística más cercano al R&B stoniano que al beat, “Tú me dijiste adiós”, excelente medio tiempo pop o “Mejor”, con esa elegante intro de guitarra jangle y voces en armonías terminadas en falsete.

En 1966 aparecen temas como “A mí con esas” o la balada “Un sorbito de champagne”, uno de sus temas más comerciales. Aparece otro EP y su segundo LP, “Brincos II” (1966), un álbum en el que incluyen temas como “Mejor”, “Tu me dijiste adiós”, “I try to find”, “Sola”, “Yo”, “Walking alone” o la magnífica “Tú en mi”, vivaz canción con retozona guitarra R&B y unas armonías prodigiosas.

Tras este álbum se producen las primeras discrepancias en el seno de la banda. El liderazgo de Arbex se ve amenazado por Junior y Pardo, quienes finalmente abandonan el grupo para iniciar una carrera como dúo. “Anduriña”, “La caza”, “Nada”, “Bajo el sol” o “Nos falta fe” serán algunos de sus éxitos. A finales de década la pareja se separa, prosiguiendo Juan Pardo una carrera en solitario como intérprete, compositor y productor. Muy popular entre la masa pero que poco o nada tiene que ver con el mundo del rock.

Junior por su parte también inició una trayectoria como solista que duró hasta bien entrados los años 70, cuando se ocupó principalmente de supervisar la carrera de su esposa Rocío Durcal.

Por su parte los Brincos reemplazaron en 1967 a Pardo y Junior con los guitarristas Vicente Ramírez y Ricky Morales, hermano de Junior. En 1968 trabajan con el productor Larry Page y publican uno de sus mejores discos, “Contrabando” (1968), que incluye los singles “Lola”, balada menor con arreglos de viento cuasi mexicanos, y “El pasaporte”, una animosa pieza garajera en donde se aprecia su querencia por los Who o el “Paperback writer” de los Beatles.

Como cara b de “Lola” aparecía “The Train”, un tema muy parecido al “Substitute” de los Who que conllevó una demanda del mismísimo Pete Townshend.

“Contrabando” incluía otras fenomenales canciones, mejores que los singles, como “Nadie te quiere ya”, con un estupendo empleo del cello, “Big temptations” o “Rápidamente”, ésta última con una melodía fenomenal y un enfático y efectivo falsete.

Posteriormente y fuera de “Contrabando” aparecen otros singles como “Ananai”, “Gracias por tu amor” y “Amiga mía”, una de sus más mediocres composiciones, con una letra bastante penosa.

En 1969 dejó el grupo Ramírez y entra en la banda otro hermano de Junior, Miguel Morales, añadiéndose a los Brincos también un quinto componente, el guitarrista y teclista Oscar Lasprilla, ex miembro de los Ampex y Time Machine.

Arbex, atento a lo que se cuece en el contexto internacional, intentó ensanchar su música con sonidos progresivos y psicodélicos, hecho apreciable en el último disco de los Brincos, “Mundo, demonio y carne” (1970), álbum de rock psico-progresivo con portada censurada, en la que salían los componentes desnudos, que conoció una versión en lengua inglesa, “World, evil and body”.

El álbum se abre con una larga y ambiciosa pieza homónima de más de doce minutos. Posteriormente depara canciones como “Vive la realidad”, la rockera “Jenny la genio”, “Hermano Ismael” o “Butterfly”. Es un álbum progresivo pero incluso a veces recuerdan a Crosby, Stills & Nash.

Después de este disco los Brincos dejan de existir pero Arbex no abandona la música. Crea con Ignacio Egaña y Oscar Lasprilla el trío de rock psico-progresivo Alacrán, con retazos latinos al estilo Santana. Graban un Lp pero tras la marcha de Lasprilla Alacrán deja de existir.

Arbex acrecienta su espiritualidad, su fe en Dios se acentúa después de ver la película Barrabás, protagonizada por Anthony Quinn, y así decide llamar a su nueva banda, un conjunto con un sonido funk, latino y disco que poco tenía que ver con su etapa con los Brincos. La banda estaba completada por Miguel y Ricky Morales, Joao Vidal, Ignacio Egaña y Tito Duarte. También pasó por Barrabás el cantante José Luis Tejada.

Su tema “Woman” cosechó notoria repercusión internacional.

Al margen de Barrabás, Fernando Arbex se dedicaría a la producción y escribiría música sinfónica, como “El caballero del arco iris”, “La maja de Goya” o “Terrasanta”. También editaría con el nombre de los Brincos un nuevo disco llamado “Eterna Juventud” (2000) y volvería a actuar en vivo puntualmente.

El 5 de julio del año 2003 Fernando Arbex, uno de las máximas figuras del rock en español, murió a la edad de 61 años. Antonio Morales, Junior, falleció a los 70 años el 15 de abril del año 2014.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.