• Por AlohaCriticón

the knack albums discos discografia biografia biography fotos images pictures

Conocidos por la masa por su fenomenal pelotazo “My Sharona”, The Knack, inspirados por los Raspberries y los grupos más enérgicos de la Invasión Británica de los 60 como los Who, fue un grupo power-pop surgido en los Estados Unidos a finales de la década de los 70, cuyas propuestas más inspiradas, con riffs intensos, melodías pegadizas, ritmos vibrantes, armonías vocales y estribillos contagiosos, podrían competir con los mejores trabajos de Cheap Trick.

Su trayectoria después de su fantástico “Get The Knack” (1979) fue bastante irregular aunque siempre dejando alguna fibrosa y melódica pieza de interés.

La banda, que adoptó el nombre de una película filmada por Richard Lester en los años 60, se formó en la ciudad de Los Angeles a finales de los 70 por el cantante y guitarrista rítmico Doug Fieger, el guitarra líder Berton Averre, el bajista Prescott Niles y el batería Bruce Gary.

Adoraban a los Beatles, los Kinks y los Who. Se vistieron de traje y actuaron en varios locales californianos practicando un sonido fresco y directo que atrapó a una audiencia fiel.

the knack get album disco cover portada entrevista interview

Los sellos discográficos se los rifaban y ellos terminaron en Capitol, en donde graban uno de los mejores discos de power-pop de todos los tiempos, “Get The Knack” (1979).

En el álbum, producido por Mike Chapman, conocido productor junto a Nicky Chinn de The Sweet o Suzi Quatro, se encuentra uno de los temas más significativos de la historia de la música moderna, “My Sharona” (número 1 en el Billboard). Iniciada con una hercúlea batería la pieza es desarrollada con un riff incisivo, un ritmo implacable y un fenomenal solo de guitarra en una narración de ansia sexual.

Al margen de “My Sharona”, en el disco, grabado en poco más de diez días, número 1 en los Estados Unidos y con ventas considerables en todo el mundo, la banda revelaba un apreciable talento compositivo con inmediatos temas como “Let me out”, “Your number or your name”, “Oh Tara”, “That’s what the little girls do”, “Selfish (She’s So)” o la preciosa balada “Maybe Tonight”.

También en los surcos aparecía su segundo single, el clásico “Good girls don’t” (número 11), y una versión del maestro Buddy Holly, “Heartbeat”.

Tras este imprescindible álbum y convertidos en la nueva sensación del panorama musical estadounidense, los miembros del grupo despreciaron el papel de la prensa, evitando entrevistas y actuando de manera prepotente, hecho que puso en contra a los medios de comunicación americanos, quienes comenzaron una campaña de desprestigio del grupo conocida como “Knuke The Knack” (“Destruir a The Knack”).

Ellos, mientras tanto, publicaron su segundo LP, “… But the little girls understand” (1980), otro buen trabajo aunque inferior a su debut que recogió negativas críticas y ventas escasas en comparación con su primer larga álbum.

Producidos de nuevo por Chapman, The Knack volvían a escribir cortes estimables como “Baby talks dirty” o “Mr. Handleman” y establecían su particular homenaje a los Kinks con la versión de “The Hard Way”.

La prensa americana volvió a aplaudir su habilidad como compositores e intérpretes con “Round Trip” (1981), un disco producido por Jack Douglas (Aerosmith, John Lennon, New York Dolls, Cheap Trick) que mostraba un sonido más variado y ensanchaba su escritura power-pop con trazos psicodélicos.

Este infravalorado álbum, con el single “Pay the devil (Ooo, Baby, Ooo), no consiguió los resultados comerciales deseados y el grupo decidió romper poco después de su publicación.

Diez años más tarde regresaron con la baja del batería Bruce Gary (sustituido por Billy Ward, nada que ver con Bill Ward de Black Sabbath) con el disco “Serious Fun” (1991).

Este álbum, producido por Don Was, aceraba su power-pop pero no conseguió levantar entusiasmo, lo que volvió a provocar una nueva ruptura.

En 1998 lo intentaron de nuevo con “Zoom” (1998). Para su grabación contaron con la participación del nuevo batería Terry Bozzio.

El álbum contenía otra grata colección de temas llenos de energía y melodía con producción de Richard Bosworth, el encargado de producir “Normal as the next guy” (2001), su último álbum en estudio y otra satisfactoria pieza power-pop gracias a cortes como “Seven days of heaven”, “Man on the beach” o “A world of my own”.

Doug Fieger falleció a causa de un cáncer de pulmón el 14 de febrero del año 2010. Tenía 57 años.

El cantante, guitarra rítmico y compositor Doug Fieger es uno de los miembros clave de The Knack, banda que pasará a la historia por la grabación del single “My Sharona”, uno de los himnos más conocidos de la música rock.

Fieger comentó su carrera con The Knack, su opinión sobre diferentes bandas que han marcado su sonido, la causa de su primera ruptura, su vuelta en los escenarios y muchas cosas más.

“Get the Knack” es uno de los mejores discos de power pop de los 70, en el cual trabajasteis con Mike Chapman, productor y compositor de bandas glam. ¿Os gusta el glam-rock y los trabajos previos de Chapman con Nikki Chinn con The Sweet o Mud?

Bueno, me gusta todo lo que suene bien. No suelo etiquetar la música, así que respecto al “glam rock” dependería de la canción y del artista en particular. A nosotros nos etiquetan como “power pop”, pero para mí, simplemente somos una banda de rock’n’roll.

En cuanto a Mike Chapman, él verdaderamente no trabajó demasiado en la producción de The Knack. “Doug, las cintas están en marcha y yo estoy robando vuestro dinero”, solía decir.

Por lo que respecta a Nicki Chinn, era más bien un hombre de negocios que ayudó a Mike con sus contactos en la industria. Nicki nunca compuso una línea, movió un dial o escribió una letra. Él era, como te dije, un hombre de negocios. Así que piensa que en cualquier producción o canción que aparezca firmada como Mike Chapman/Nicki Chinn, era estrictamente porque Mike le estaba pagando su deuda por entrar en el negocio.

En el momento en el cual comenzamos a trabajar con Mike, él había roto su asociación porque ya no necesitaba más a Nicki Chinn.

A lo largo de vuestra carrera mostráis influencias claras. ¿Podrías decirme un breve comentario sobre algunas de las siguientes?

The Beatles: Los mejores.

The Who: Mi banda favorita en directo.

The Raspberries: Sinceramente no escuché mucho a los Raspberries. Conozco solamente una canción de ellos, “Go all the way”.

Sonáis también parecidos a Cheap Trick, una de las bandas favoritas de Aloha PopRock. ¿Qué opinión tienes de Cheap Trick?.

Me gustan Cheap Trick, pero no han sido una influencia para nosotros.

¿Cuál es tu disco favorito de ellos?

No podría decirte un disco favorito porque no estoy demasiado familiarizado con sus Lps.

Con “My Sharona”, el primer single de “Get The Knack”, lograsteis un número 1 e incluso algunos os nombraron los nuevos Beatles. ¿Cuáles eran vuestras sensaciones por aquellos momentos y como os sentíais con esa etiqueta?

Nosotros mismos jamás nos llamamos los nuevos Beatles, pero bueno, fue un gran halago que lo hiciese parte de la prensa.

¿Era Sharona una groupie?

No, no, Sharona era una amiga mía, no era una groupie.

¿Cuál fue el proceso para componer esta histórica canción?

La canción la compusimos entre Berton (Averre, guitarra líder) y yo. Berton tenía una línea de guitarra y el sonido de la batería del comienzo del tema y yo tenía la letra, así que decidimos unirlas juntos.

Después de “Get The Knack” surgió una campaña en contra vuestra denominada “Knuke The Knack”. ¿Puedes decirme algo de esto?

Bueno, este era un tío que intentaba hacer dinero a nuestra costa, utilizando nuestro nombre.

¿Pero piensas que pudo haber sido la causa de vuestra pérdida de apoyo popular en los siguientes discos?

Bueno, nuestro segundo disco vendió dos millones y medio de copias, lo que quiere decir que todavía éramos muy populares.

Pienso que “But the little girls understand” es un disco muy subestimado.

Estoy de acuerdo contigo. Es un disco infravalorado, a mi me gusta mucho.

En él hacéis una versión de los Kinks. ¿Qué me puedes decir de los Kinks y de Ray Davies?.

Ray Davies es uno de nuestros favoritos y mi preferido en particular.

¿Cuál es tu disco favorito de los Kinks?

Me gustan todos los discos, pero me quedaría con “Arthur” o “Muswell Hillbillies”.

Jack Douglas os produjo vuestro tercer álbum, “Road Trip”, ensanchando vuestro sonido con algún trazo de psicodelia. ¿Cómo resultó está grabación con Douglas y qué opinas de este Lp?

Pasa lo mismo que antes con Chapman, Jack nos ayudó mucho en el proceso de grabar el disco pero las ideas eran básicamente nuestras. Siempre fue nuestra intención expandir el sonido de la banda. Los dos primeros discos estaban planeados casi como si fuesen uno, un álbum doble. Capitol no nos dejó hacer eso, así que para la grabación de nuestro tercer Lp, nuestra idea siempre fue hacer algo diferente.

El aspecto psicodélico era otra parte de nuestro estilo.

¿Por qué decidisteis romper después de su publicación?

No podía soportar seguir trabajando con Bruce Gary (batería de The Knack). Yo quería despedirlo pero los otros no deseaban hacerlo. Esa es la razón principal de nuestra ruptura.

Con posterioridad, intentasteis retornar con trabajos como “Serious Fan” (1991), “Zoom” (1998) o “Normal as the next guy” (2001), buenos discos pero poco escuchados. ¿Os sentís decepcionados por la escasa acogida popular con estos retornos y por la gente que solamente os ven como los autores de “My Sharona”?

Bueno, estaría bien si las radios fuesen más receptivas al tipo de música que nosotros tocábamos y aunque “Serious Fun” contenía un gran radio hit como “Rocket of Love”, nuestro sello discográfico decidió no promocionarlo demasiado.

Por su parte, “Zoom” y “Normal as the next guy” aparecieron en pequeñas compañías que no podían pagar el dinero que cuesta poner las canciones en la radio, porque la promoción es el aspecto clave del juego.

Nunca hice música por la razón de vender discos, sino para mi propia satisfacción. El éxito de los singles “My Sharona” y “Good Girls Don’t” y los dos primeros discos fue tan enorme que me siento bendecido por no tener ahora que trabajar para vender discos u otras canciones.

Hoy en día seguís actuando en vivo. ¿Cómo os reciben los asistentes a vuestros shows? ¿Tenéis en proyecto la grabación de un nuevo album?

No tenemos planes en la actualidad para que The Knack haga un disco en este momento, aunque estoy seguro que lo haremos en el futuro. En los conciertos los fans siempre responden con entusiasmo, como así lo han hecho siempre.

Muchas Gracias, Doug, por tus respuestas

Antonio Méndez

Discos comentados en AlohaPopRock-AlohaCriticón

Get The Knack (1979)

Enlaces

Página oficial de The Knack

Página oficial de Doug Fieger


Puntuación

Usuarios:
[Total:37    Promedio:4.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.