• Por AlohaCriticón

tom-waits-rain-dogs-albumLas grabaciones en Island Records de Tom Waits mostraron el enfoque experimental que el autor californiano comenzó a dar a sus grabaciones en los inicios de los años 80 prorrogando sus bases blues, cabareteras o jazz en ambientes urbanos, con un tratamiento lírico en donde caben múltiples matices, desde lo surreal hasta el sarcasmo.

Uno de esos discos de rock experimental fue su octavo trabajo en estudio, “Rain Dogs” (1985), álbum reeditado en la actualidad en donde se pueden escuchar cortes como “Singapore”, la apertura con el contrabajo de Larry Taylor (excomponente de los Canned Heat) y las guitarras de Chris Spedding y Marc Ribot en una singular aventura de marinos expuesta con dinámico ritmo y un formato entre el musical de Broadway y el cabaret; “Blind Love”, balada country (muy poco experimental en este caso) en la que colaboraron Keith Richards y Robert Quine y en la que Tom, con voz desgarrada, lamenta la pérdida de su amor mientras llega la noche y los perros ladran; o “Hang Down Your Head”, otra composición lenta que fue co-escrita por Waits, encargado también de tocar el órgano en la pieza, y su mujer Kathleen Brennan, quienes crean una sencilla historia de ruptura tras la aparición de un tercero sobre un sonido pop-rock con rasgos blues, distinto a temas más experimentales como el citado “Singapore”, “Clap Hands” o la propia pieza homónima “Rain Dogs”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.