• Por AlohaCriticón

antonio-riquelme-foto-biografiaANTONIO RIQUELME
(1894-1968)

Antonio Riquelme Salvador nació el 9 de noviembre de 1894 en Madrid, en el seno de una importante familia de intérpretes.

Su abuelo, Antonio Riquelme, fue un pionero del llamado “género chico”, y sus padres, Pepe Riquelme y Elena Salvador Irigoyen, fueron relevantes actores teatrales. Tuvo dos hermanas llamadas Sofía y Elena.

Pronto se inició en la escena, trabajando en la compañía de María Guerrero y su marido, Fernando Díaz de Mendoza y Aguado. Más tarde colaboró con Tirso Escudero.

Comenzó en el cine mudo, participando en películas como “La Mano” (1916), película dirigida por Julio Roesset, o “El Fantasma Del Castillo” (1919), film dirigido por José Buchs con producción de Julio Roesset en el que un banquero busca reposo fuera de la ciudad.

antonio-riquelme-jeromin-fotoTras una carrera de escasa producción en la gran pantalla, a partir de finales de los años 30 su figura delgada, quijotesca, de rostro estrecho y nariz prominente, se convirtió en una de las presencias secundarias más singulares, principalmente en comedias, logrando sus mayores logros como actor cinematográfico en las décadas de los 40 y 50.

En los años 40 fue dirigido por Ignacio F. Iquino en “Los Ladrones Somos Gente Honrada” (1942), adaptación de una obra teatral de Enrique Jardiel Poncela en la que Riquelme interpretó el personaje de Castelar; encarnó a arqueólogo Don Zacarías en “La Torre De Los Siete Jorobados” (1944), fantasía de Edgar Neville con Antonio Casal e Isabel de Pomés que nos lleva al Madrid del siglo XIX adaptando una novela de Emilio Carrere; o se convirtió en Calamares en “La Lola Se Va a Los Puertos” (1947), adaptación de la obra de los hermanos Antonio y Manuel Machado que protagonizó Juanita Reina con dirección de Juan de Orduña.

En esta etapa participó en obras de teatro como “La Viudita No Se Quiere Casar”, con producción de Rafael Somoza, el clásico de José Zorrilla “Don Juan Tenorio”, o “El Pulso Era Normal”, de Juan Ignacio Luca de Tena.

antonio-riquelme-angelillo-fotosLa década de los 50 fue la más prolífica de su carrera en la gran pantalla, interpretando en la primera mitad del decenio a Tiberio en “La Revoltosa” (1950), con Carmen Sevilla y Tony Leblanc como protagonistas; a Diego Ruiz en “Jeromín” (1953), película con Jaime Blanch como el joven Jeromín, futuro Don Juan de Austria, que le valió a Riquelme, instructor del muchacho, el premio del Círculo de Escritores Cinematográficos al mejor actor secundario; a Antonio Cortina en la película de Luis García Berlanga “Novio a La Vista” (1954); o a un comandante de artillería en “Felices Pascuas” (1954), película dirigida por Juan Antonio Bardem.

Rafael Gil le dirigió en “El Canto Del Gallo” (1955), film con Paco Rabal; y en el mismo período volvió a compartir créditos con Carmen Sevilla en “La Pícara Molinera” (1955), adaptación de una obra teatral de Pedro Antonio de Alarcón, y pudo ser visto junto al cantante Angelillo en el musical “Suspiros De Triana” (1955), película con Paquita Rico como estrella femenina.

antonio-riquelme-fernan-gomezEn la segunda mitad de la década de los 50 interpretó a Timoteo Cano en “¡Aquí Hay Petróleo!” (1956), comedia con Manolo Morán y José Luis Ozores en la que estadounidenses buscaban petróleo en un pequeño pueblo; fue el representante deportivo de Fernando Fernán Gómez en la comedia futbolera de equívocos “El Fenómeno” (1956); se convirtió en Orfeo, el concertista de violín adicto al alcohol, en la comedia sentimental “Manolo, Guardia Urbano” (1956), con Manolo Morán como protagonista principal; volvió a coincidir con Fernán Gómez en “Un Marido De Ida y Vuelta” (1956), humor y fantasía basada en otra obra de Jardiel Poncela; participó en “Los Ángeles Del Volante” (1957); intervino en la competición de pueblos de “El Hombre Del Paraguas Blanco” (1957), film con José Luis Ozores; fue uno de los intérpretes de “Historias De Madrid” (1958); era un taxista en “Secretaria Para Todo” (1958), otra película protagonizada por Carmen Sevilla; acompañó a Vicente Parra y Paquita Rico en el romance histórico “¿Dónde Vas, Alfonso XII?” (1959); interpretó el personaje de Damián en la cinta coral “El Día De Los Enamorados” (1959) de Fernando Palacios; o, entre otras muchas producciones, fue Pérez en “Los Tramposos” (1959), comedia de estafadores con Tony Leblanc, Antonio Ozores y Concha Velasco.

el-cochecito-cartel-peliculaDurante los años 50 se le pudo ver en el teatro interpretando obras como “Agua, Azucarillos y Aguardiante”, de Miguel Ramos Carrión, “La Verbena De La Paloma”, de Ricardo de la Vega, o “Casi Un Cuento De Hadas”, de Antonio Buero Vallejo.

En los años 60 intervino como doctor en “El Cochecito” (1960), película de Marco Ferreri con Pepe Isbert en busca de un coche de minusválido igual que el de uno de sus amigos; interpretó el personaje de Felipe “El Corcheas” en “Suspendido En Sinvergüenza” (1963), comedia de timadores con José Luis Ozores encabezando el reparto de un film basado en un texto de Alfonso Paso; repitió el papel de Tiberio en otra versión de “La Revoltosa” (1963); y acompañó a Rocío Dúrcal en “Buenos Días, Condesita” (1967), reciclaje español de “Un Gángster Para Un Milagro” de Frank Capra.

Su última película estrenada fue “La Niña Del Patio” (1968), musical dirigido por Amando de Ossorio.

En 1931 nació su hijo Juan Antonio, quien también se dedicó al cine, participando en películas como “La Fiel Infantería” (1960) de Pedro Lazaga o “Gritos En La Noche” (1962), film dirigido por Jesús Franco.

Antonio Riquelme murió en Madrid el 20 de marzo de 1968. Tenía 73 años. Está enterrado en el Sacramental de San Lorenzo y San José.

Filmografía criticada en AlohaCriticón

El Fenómeno (1956)
Manolo, Guardia Urbano (1956)
El Día De Los Enamorados (1959)
El Cochecito (1960)

Puntuación

Usuarios:
[Total:2    Promedio:5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar