• Por AlohaCriticón

carlos-estrada-foto-biografiaCARLOS ESTRADA
(1927-2001)

Carlos Estrada (de nombre real Demetrio Jorge Otero Logares) nació el 22 de octubre de 1927 en Buenos Aires (Argentina), hijo de emigrantes españoles de origen asturiano llamados Josefa Logares Alejos y Manuel Otero Méndez.

En su niñez ya representó obras infantiles en el teatro. Iba para dentista pero abandonó para volcarse en la interpretación.

Estudió en la Escuela Superior de Enseñanza Artística, y se inició como actor en el teatro y en la radio, representando a autores como Valle-Inclán, Colette, Edgar Neville, Eugene O’Neill o Tennessee Williams.

Comenzó su carrera en el cine a mediados de los años 50. Una de sus primera películas fue como secundario “Su Seguro Servidor” (1954), comedia de Edgardo Togni con el protagonismo de Juan Carlos Mareco.

A finales de la década de los 50 intervino en títulos como “Procesado 1040” (1958), película que adaptó una obra teatral de Juan Carlos Patrón con el protagonismo de Narciso Ibáñez Menta (padre de Chicho Ibáñez Serrador); “El Dinero De Dios” (1959), película en la que compartió protagonismo con Francisco Petrone y Fina Basser; o “Angustia De Un Secreto” (1959), film co-protagonizado por Mercedes Carreras.

A comienzos de los años 60 se estableció en España, en donde conoció su mejor época como actor cinematográfico.

carlos-estrada-tia-tula-fotosEn 1960 protagonizó junto a Susana Canales la película “Patricia Mía” (1960), co-producción hispano-argentina dirigida por Enrique Carreras. Un año después acompañó a Mamie Van Doren en “Los Asesinos Las Prefieren Rubias” (1961), película franco-argentina con dirección de George Cahan; y logró una de sus mejores actuaciones en el thriller “El Rufián” (1961), dirigido por Daniel Tinayre.

A partir de 1962 ya rodó habitualmente en España. Ese año estrenó “Canción De Juventud” (1962) y “Rocío De La Mancha” (1962), dos películas protagonizadas por Rocío Dúrcal; o “Accidente 703” (1962), sobre un siniestro de tráfico ocurrido en la carretera entre Madrid y Barcelona con dirección de José María Forqué.

Acompañó a Marujita Díaz en “La Casta Susana” (1963), ambientada en Biarritz. En 1963 estrenó también “Ensayo General Para La Muerte” (1963), film policiaco de Julio Coll con Susana Campos; o “La Hora Incógnita” (1963) ciencia-ficción coral dirigida por Mariano Ozores.

Una de sus mejores películas la estrenó en el año 1964: “La Tía Tula” (1964), adaptación de la novela homónima de Miguel de Unamuno en la que, con dirección de Miguel Picazo, Carlos interpretó a Ramiro junto a Aurora Bautista. Otros títulos de interés rodados por el actor argentino en 1964 fueron “Los Amantes De Verona” (1964), adaptación del clásico de William Shakespeare “Romeo y Julieta” con dirección de Riccardo Freda; o “Tiempo De Amor” (1964), film de episodios con Carlos junto a Lina Canalejas.

En 1965 pudo ser visto en “Crimen De Doble Filo” (1965), intriga criminal de José Luis Borau de nuevo con Susana Campos como co-protagonista; o en “Lola, Espejo Oscuro” (1965), adaptación de una novela de Darío Fernández Flórez con Emma Penella como la prostituta que titula el film.

carlos-estrada-foto-emma-penellaFue dirigido por Pedro Mario Herrero en el drama “La Barrera” (1966), película co-protagonizada por María Mahor. El mismo año hizo el Camino de Santiago en “El Bordón y La Estrella” (1966), un film basado en un libro de Joaquín Aguirre Bellver que dirigió León Klimovsky.

Volvió a colaborar con el director Pedro Mario Herrero en “Club De Solteros” (1967), película en la que los hombres de un pueblo dejan a sus mujeres y crean el club que da título al film. En “Despedida De Casada” (1967) estaba en proceso de separación de la actriz mexicana Julissa.

En 1968 se casó con la argentina Erika Wallner (nacida en 1941), con quien compartió créditos en varias películas, por ejemplo en “El Gran Crucero” (1969), vínculo sentimental con eje en un salmón. Erika y Carlos tuvieron un hijo al que llamaron Carlos Gastón.

En la parte final de los años 60, Carlos Estrada pudo ser visto en “Hora Cero: Operación Rommel” (1969), film ambientado en la Segunda Guerra Mundial con el protagonismo de Jack Palance; en “Adiós, Cordera” (1969), adaptación de un cuento de ambiente rural escrito por Leopoldo Alas, “Clarín”, de nuevo con dirección de Pedro Mario Herrero; en “La Culpa” (1969), película argentina que es uno de los primeros trabajos en el cine del actor Ricardo Darín; en “Las Gatas Tienen Frío” (1969), con María Asquerino en el reparto; o en “Las Crueles” (1969), intriga criminal de Vicente Aranda con Capucine y Teresa Gimpera, esta última compañera habitual en los créditos de Carlos.

En los años 70 rodó bastante televisión, convirtiéndose en Martín Fierro en un episodio de “Los Libros” o interviniendo en la serie “La Familia Super Star” (1975-1978); y apareció menos en el cine.

carlos-estrada-nadiuska-peliculasEn Argentina, y con el co-protagonismo de Elena Sedova, rodó para la gran pantalla “La Fidelidad” (1970). Más tarde, en España, pudo ser visto junto a Patricia Wright en el thriller “Los Muertos, La Carne y El Diablo” (1973); al lado de Nadiuska en “Perversión” (1974), en donde formó un triángulo con Teresa Gimpera con dirección de Francisco Lara Polop; interpretando a un millonario que decide construir una nave espacial para escapar de la Tierra tras la explosión de una bomba atómica en “La Casa” (1974), ciencia-ficción de Angelino Fons; o dirigido por Javier Aguirre en “Vida Íntima De Un Seductor Cínico” (1975) interpretando a un escritor de seriales radiofónicos que intenta vivir las aventuras amorosas que imagina.

En el año 1976 decidió regresar a Argentina.

En la década de los 80 se ocupó principalmente como actor de telenovelas: “Un Ángel En La Ciudad” (1980), “Me Caso Con Vos” (1981), “Extraño Desencuentro” (1982), “Venganza De Mujer” (1986) o “El Duende Azul” (1989). Rodó muy poco cine, estrenando títulos como “Mingo y Aníbal Contra Los Fantasmas” (1985) o “Las Barras Bravas” (1985).

En los años 90 continuó interviniendo en telenovelas, entre ellas “Leandro Leiva, Un Soñador” (1995) o “El Último Verano” (1996). Sus últimas películas cinematográficas fueron “El Cóndor De Oro” (1996) y “Comisario Ferro” (1999).

Carlos Estrada murió a causa de un infarto cerebral el 16 de noviembre del año 2001 en Buenos Aires. Tenía 74 años. Está enterrado en el Cementerio de la Chacarita de Buenos Aires.

Filmografía criticada en AlohaCriticón

Las Crueles (1969)

Puntuación

Usuarios:
[Total:1    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar