• Por Antonio Méndez


Dirección: Jon Avnet.
Intérpretes: Al Pacino, Alicia Witt, Leelee Sobieski, Neal McDonough.

Con guión de Gary Scott Thompson (“Loca Academia De Maleantes”, “Segundo Sangriento”).

Jack Gramm (Al Pacino) es un profesor de universidad que colabora con el FBI como psiquiatra forense. En el juicio informa pericialmente en contra de un asesino en serie llamado Jon Forster (Neal McDonough), quien finalmente es condenado a muerte. Mientras el criminal espera su ejecución, aparecen nuevas víctimas que parecen llevar su huella. Al mismo tiempo, Gramm recibe una llamada telefónica en la que se le indica que únicamente le restan 88 minutos de vida.

Al Pacino interpreta en este thriller psicológico a un psiquiatra forense y profesor universitario de Seattle amenazado de muerte. Bajo esta amenaza, proferida anónimamente por vía telefónica, se conectan varias claves que motorizan la trama en el guión: el juego mental con enfrentamiento tenso entre dos personalidades en desafío intelectual, el “whodunit”, (es decir “¿quién lo ha hecho?”, “¿quién está detrás de tal amenaza?”), y el objetivo contrarreloj, con lo que se le quiere conceder urgencia a la trama.

Para esclarecer la identidad del sujeto criminal, singularizado por la presencia del impulsor en vísperas de ser ejecutado, se contextualiza al personaje masculino central en su ambiente profesional, insinuándose con tono ominoso (en ocasiones paranoico) e incisión psicológica sobre el amenazado diferentes sospechosos, así se alternan rostros de malintención en rápidos barridos con acciones equívocas de tipo personal y criminal.

En el contexto de Jack Gramm los guionistas se podrían ahorrar el cachondeito de los móviles en plena clase. Que si llaman al profesor, que el profesor se esconde para hablar, que si uno consulta los resultados de los partidos. A eso se le llama profesionalidad y atención en las aulas…

El énfasis principal del film, al margen de plantear el tema de la justicia como castigo firme contra el criminal con un manifiesto ánimo vengativo (lo que podría dar para diversos debates en torno a resarcimiento como función de la pena, equiparación de la acción punitiva del Estado con la acción criminal del imputado, efectividad real de la justicia y las penas, objetivo y posibilidad de reinserción del penado, etc., etc), se establece sobre la creación de la atmósfera amenazadora-paranoia que se cierne sobre Gramm, bien interpretado por un Pacino que sabe otorgar ímpetu a su personaje y a la extrema situación que vive.

A pesar de su insatisfactorio giro final y la planicie general de casi todos sus caracteres, la película puede llegar provocar cierta inquietud en el espectador de fácil empatía, ya que posee intensidad en la narración y un personaje central interpretado por un carismático actor.

Fichas en AlohaCriticón

Al Pacino
Leele Sobieski

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:39    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar