• Por AlohaCriticón


Dirección: Zack Snyder.
Intérpretes: Sarah Polley, Ving Rhames, Jake Weber, Ty Burell.


Una joven, Ana (Sarah Polley), huye de su casa en su automóvil y escapa de milagro de ser asesinada por su marido y por su hija, que han sido infectados por un extraño virus que les convierte en depredadores dispuestos a matar a todo ser viviente que se cruce en su camino. Pasadas las horas descubrirá que todos los humanos se han convertido en seres similares. Ahora Ana ha de sobrevivir y encontrar a los pocos supervivientes que, como ella, no comprenden lo que está ocurriendo.

Muchas han sido las películas de zombies que se han realizado posteriormente después de la mítica “La noche de los muertos vivientes” de George A. Romero, siendo infinitamente peores que la original, pues el guión pasaba a segundo plano para dar mayor realismo a las escenas violentas, ofreciéndonos un espectáculo sangriento gratuito sin el menor interés. El director Zack Snyder no realiza un remake, sino que se limita a hacer una revisión de la mítica película (gran acierto, por cierto) y hacer un guión diferente, aunque sin excluir las escenas violentas.

A pesar de contar con muchas similitudes con la película original, es destacable el tratamiendo visual de la imagen, los escalofriantes movimientos de cámara (esa escena en que los protagonistas estás en la azotea del edificio y ven desde arriba como hay una multitud de zombies en la calle, gritando e intentando entrar en el supermercado, pone los pelos de punta a cualquiera) y las esforzadas interpretaciones, destancando la agradable presencia de Sarah Polley, que cambia radicalmente de registro tras la excelente “Mi vida sin mí”.

Asimismo, se agradecen pequeños momentos paródicos y humorísticos (la partida de ajedrez a distancia entre dos de los supervivientes es para troncharse), muy bien encajados en el desarrollo del film para lo agobiante que resulta la historia en general.

En conclusión, una más que notable película de terror, muy bien dirigida y que es mejor de lo que podría parecer en un primer momento. Gustará mucho a los aficionados al género y no defraudará los que buscan un simple entretenimiento de palomitas.

Raúl Calderón Corrales


Lo único que sabía de la cinta era que se trataba de una especie de remake de una película antigua, y sabiendo que esa clase de films, o sea calcos de películas del pasado, suelen ser la mayoria un pestiño, no entré en la historia con demasiadas ganas, aunque me hablaran muy bien de ella y el trailer me llamara bastante la atención. En fin, como he dicho no tenía ganas; sin embargo las ganas aumentaron.

Zack Snyder, el director, se olvida completamente de su predecesora y filma una nueva “entrega de zombies” sobrecogedora (aunque hay que indicar que en la cinta no se nombra ni una sola vez la palabra zombie).

Extrañamente no tiene los típicos personajes esquemáticos encargados de realizar los mismos tópicos una y otra vez, aunque el papel del graciosillo se lo pudieron haber eliminado en el montaje.

La forma y la estética es lo que define a la película, de hecho asusta más que los propios muertos vivientes, y a pesar de grandes espacios sientes una claustrofobia inmensa al saber que al levantar una piedra ahí estará un zombie apunto de morderte las entrañas.

Ni de lejos un “Resident Evil” o una “Fiesta de Zombies”, si no que es una película con sustancia y esencia que mantiene el interés a cada plano.

Sarah Polley está inmensa con un papel diametralmnte opuesto al de “Mi vida sin mí”, y la secundan unos actores perfectos para el papel que le adjudicaron.

En fin, no se esperen un “Zombie” de George A. Romero pero visto de otra forma, de esa película aquí solo quedan los bichos. Entretenimiento, con algunas escenas gore bastante fuertes; suspense, con muchas persecuciones muy logradas; amor, tal vez no pinte nada en la película; muerte, en todos los planos, y definitivamente: M U E R T E.

Lo mejor: la atmósfera que envuelve todo. Sarah Polley, y la huida de su casa al principio de la película.

Lo peor: un final un poco ¿abierto?

Un consejo: si alquiláis o compráis la película en material adicional hay un extra sobre los últimos momentos de Andy escalofriantes e impactantes que no deberíais perderos.

Miguel Calvo Marqués

Fichas en AlohaCriticón

Zack Snyder
Sarah Polley

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:37    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar