• Por AlohaCriticón

PROMISES (2002)

Director: Carlos Bolado, B. Z. Goldberg y Justine Shapiro.

Intérpretes: Película documental.

Dulce canto a la reflexión es el que aquí nos es presentado donde se nos replantea, para el espectador olvidadizo de hoy, la tesis de Rousseau “el hombre es bueno por naturaleza”. Promises es una bocanada de pureza, donde la inocencia de una mentes inicialmente abiertas se da de bruces con la intransigencia de los mayores.

Hermosa sátira sobre la arbitrariedad e inutilidad de las fronteras, que afloran por un sentimiento de odio y soberbia hacia los demás cuando somos corrompidos por ideologías que, a parte de nublar nuestro pensamiento, nos separan de nuestros congéneres.

Saphiro y Goldberg preguntan al espectador quienes son más razonables, los niños o los mayores. La respuesta ,que inicialmente puede parecer obvia, se transgiversa al oír las opiniones conciliadoras, y la búsqueda de salidas pácificas al conflicto que tienen los más pequeños, donde muchos de ellos hacen un esfuerzo por comprender la posición del lado opuesto y ,sobre todo, por referir-se a la gente no como grupos ideológicos, sino por personas.

La revalorización del aspecto humano se hace candente en cada gesto hasta la ridiculización de lo que les separa.

Aunque no perfecta, la película cuenta con escenas de una gran maestría cinematográfica. Es impagable, la escena en la que la niña judía cuenta su futuro como ama de casa mientras intenta separar dos sillas de plástico.La naturalidad en que expresan sus sentimientos es soberbia y llega a su máximo esplendor cuando el niño palestino rompe a llorar porque una vez acabado el reportaje, no podrá volver a ver a los gemelos judíos.

Le falta quizás una mejor elección en el material proyectado, ya que si bien algunas escenas rozan la perfección y sobrellevan al espectador inundado por la sutileza e inocencia de los niños, otras, aunque de alto valor narrativo, constituyen una contraposición de menor valor frente unas diez que de un altísimo nivel.

Construcción fantástica de una idea original y reveladora que encandila al espectador y despierta un sentido de comprensión y reflexión que le debería acompañar pasada la proyección del film.

Aunque inscrito en el conflicto israelí, la película nos habla de los temores que dividen al ser humano, la manipulación ideológica, y un original sentimiento de paz y amor. Cual será el futuro de estos niños?. Como muestra la secuencia final, una rueda encendida que vaga aleatoriamente sin destino quemándose hasta consumirse.

Xacutacu

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:31    Promedio:4.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación