• Por AlohaCriticón

QUO VADIS, BABY (2005)

Dirección: Gabriele Salvatores.

Intérpretes: Angela Baraldi, Gigio Alberti, Claudia Zanella, Andrea Renzi.

Giorgia (Angela Baraldi) trabaja en Bolonia como detective en la agencia

dirigida por su padre, Capitán Contini (Luigi Burruano).

Giorgia vive obsesionada con el pasado, y en concreto, con un hecho

dramático relacionado con su hermana Ada (Claudia Zanella), acontecido

dieciséis años antes en Roma.

“Quo vadis, baby?” es otra de esas películas que puede incluirse en esa

larga lista de obras que, desde el primer minuto hasta el último, rinden

homenaje al séptimo arte, aún cuando su principal protagonista, Ángela

Baraldi, una pugilística “million dollar baby”, sea todo lo contrario a un

ser cinéfilo.

Gabriele Salvatores, sacado del anonimato internacional gracias a la quinta

película de su carrera, “Mediterráneo” (1991), adapta, junto con Fabio

Scamoni, una novela de Grazia Verasani que se adentra en los recovecos

oscuros de una época de miedos, violencia y represión familiar.

“Quo vadis, baby?”, desgarradora en la trama al presentar un personaje

extirpado del tiempo real y con final trágico que el espectador conoce (de

forma similar a la amenabariana “Tesis” (1996)), no deja de presentar un

argumento que, según transcurre, denota su previsibilidad.

Una ventana indiscreta, una frase (la que sirve de título) que se toma

prestada del guión de “El último tango en París” (1973), y la inclusión de

variadas imágenes de “M, el vampiro de Düsseldorf” (1931), son algunas de

las referencias que hacen de este filme otro ejemplo de cine dentro del

cine.

Pero no sólo los fotogramas de míticas películas fluyen por una narración

ambientada con sonidos de Ultravox, Talking Heads o Ramones, sino que el

drama queda encerrado también entre secuencias domésticas de súper ocho que

descifran una inocente infancia feliz que no volverá, pero que el personaje

de Giorgia intentará traer a su memoria para desentrañar un dolor que le

atormenta y no la deja mirar hacia delante; todo ello con algo de sexo, no

pocas mentiras y, sobre todo, muchas, muchas cintas de vídeo.

Alberto Alcázar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación