• Por Antonio Méndez

Dirección: Alejandro Gómez Monteverde.
Intérpretes: Eduardo Verástegui, Tammy Blanchard, Ali Landry, Manny Pérez.

Con guión de Patrick Million, Alejandro Monteverde (“Little Boy”) y Leo Severino.

José (Eduardo Verástegui), un ex famoso futbolista que ahora trabaja como cocinero en el restaurante de su hermano Manny (Manny Pérez), y una camarera embarazada llamada Nina (Tammy Blanchard), compartirán diferentes experiencias en Nueva York intentando buscar significado para sus vidas.

El mexicano Alejandro Gómez Monteverde debutó como director y guionista de largometrajes con “Bella”, un melodrama urbano y psicológico protagonizado por Tammy Blanchard y Eduardo Verástegui que obtuvo diferentes premios internacionales, entre ellos el del público en el Festival de Toronto.

El film basa su interés en el encuentro, conocimiento y apoyo emocional entre dos personajes en crisis que residen en la ciudad de Nueva York.

Tal encuentro sirve a Monteverde para ofrecer un mensaje antiabortista, significando también con el vivaz retrato de la parentela de Eduardo Verástegui en contraste con la soledad de Tammy Blanchard, el valor solidario de la familia como soporte en los malos momentos y como reunión festiva en los buenos (o menos malos).

La película es una agridulce historia emocional, sencilla pero motorizada con temas importantes, ya que a través de estampas cotidianas durante el período de un día neoyorquino y además de los asuntos citados con anterioridad y conexionados con éstos, se trata también la redención de un personaje traumatizado por el pasado, la fragilidad existencial (como un simple momento o circunstancia puede hacer variar toda una vida), la reconstrucción vital tras el conocimiento de la persona idónea, o la mezcla cultural generada por tal encuentro.

Este último aspecto tendría que ser apreciable contemplando la versión original de la película, única forma para advertir como conviven con total normalidad los diferentes lenguajes de los personajes.

Las interpretaciones de la pareja protagonista resultan convincentes en la exposición sincera de unos conflictos personales compartidos, y la mirada a los hechos es suficientemente sensible (aunque en ocasiones se deje llevar por lo lírico-relamido) con acciones transcurriendo en diversos escenarios (playa, calles bulliciosas, hogar familiar de inmigrantes…), pero la trama, con sustanciosos y variados asuntos abordados, se reduce a una acentuación básica de sus propósitos pro-vida y familia (enredada con flashbacks y un final tan previsible como impreciso).

Más matices sobre asuntos similares se encuentran en películas previas, como la reciente “Juno” o “Amores con un extraño”, film de Norman Jewison con el protagonismo de Steve McQueen y Natalie Wood.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:73    Promedio:4.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar