• Por AlohaCriticón

brazil cartel critica terry gilliam
Dirección: Terry Gilliam.
Intérpretes: Jonathan Pryce, Robert de Niro, Katherine Helmond, Ian Holm.


Sam Lowry (Jonathan Pryce) es un empleado de los “servicios centrales” una rama del gobierno cuya función es inmiscuirse en la vida de los ciudadanos hasta tal punto de controlar todo lo que estos realicen. Al mismo tiempo, Sam conocerá a Archibald Tuttle (Robert De Niro), líder de la revolución en contra del gobierno fascista que domina a su gente.

¿Cuando despiertas de tu más maravillosa fantasía, solo logras regresar a tu pesadilla diaria? Ese es el punto central de esta maravilla del séptimo arte, un viaje lleno de pruebas y trampas sádicas que nuestro tímido héroe tratara de evadir para alcanzar el corazón de su amada, solo debe aferrarse a sus sueños.

Tras “Time Bandits” Terry Gilliam y Michael Palin, su amigo del grupo Monty Pyton, co escriben la premisa de esta historia inspirada en 1984 de George Orwell, posteriormente pulido por Tom Stoppard y Charles McKeown. Una interesante visión surrealista de la modernidad, una sociedad caótica en la que el patético Sam Lowry (con una carismática interpretación de Jonathan Pryce) se desenvuelve a tropezones, guiándose siempre en su fértil imaginación, la cual no ha sucumbido aún ante el despotismo de los temibles “servicios centrales”.

La colorida fotografía de Roger Pratt y la brillante imaginaria visual y lúdica de Terry Gilliam nos brindan una tragicomedia con elementos de potencial enorme que encajan también en la ciencia ficción y el surrealismo, todo alimentado desde el inolvidable tema de Ary Barroso “Aquarela do brasil”, orquestado a la perfección por Michael Kamen, sinfonía que realza los pasajes oníricos de esta bella cinta.

Lo mejor sin duda, las encarnaciones de Pryce, Ian Holm como el inútil jefe de sección Kurtzmann, Michael Palin como el torturador Jack Lint y las cortas pero agradables secuencias junto a Robert DeNiro como Archibald Tuttle. La banda sonora de Kamen en perfecta sincronía con la cinta, el tono general del film con un humor negro muy agradable y fácil de digerir.

La principal falencia consiste tal vez en pretender inyectarle demasiados elementos a una sola película, bastaba con ir al grano en muchas de las escenas, pero en todo caso el sorprendente pasaje que cierra la obra funciona perfectamente con esta visión oscura de la modernidad, en la que el fascismo, la burocracia, y el estado totalitario dominan toda esfera humana, en conjunto, una sátira genial.

Pierluigi Puccini

Fichas en AlohaCriticón

Terry Gilliam
Robert de Niro
Jim Broadbent

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:79    Promedio:4.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies