• Por AlohaCriticón

CRAZY (2005)

Dirección: Jean-Marc Vallée.

Intérpretes: Marc-André Grondin, Michel Côté, Danielle Proulx, Émile Vallée.

El nacimiento de Zachary Beaulieu (Émile Vallée/Marc-André Grondin) el 25

de diciembre de 1960, en el seno de una familia de raigambre

profundamente católica, va a marcar al muchacho de una manera muy

especial.Dentro del hogar, las conflictivas relaciones con sus hermanos y su padre

(Michel Côté), le harán buscar cobijo bajo el ala protectora de su madre

(Danielle Proulx).

Pocas son las producciones atractivas que llegan de Canadá a nuestras

pantallas, excepción hecha de algunos trabajos del siempre interesante

Atom Egoyan.

Dentro de aquéllas podemos incluir a “C.R.A.Z.Y.”, cuarta película dirigida

por el canadiense Jean-Marc Vallée, y que fue respaldada de forma

unánime en el Festival de Cine de Gijón.

Siguiendo el hilo del guión escrito por Vallée y por François Boulay (cuya

vida da reflejo a la historia), el filme desarrolla los primeros veintitantos

años de existencia de Zachary, el cuarto hijo varón, y no último, de la

familia Beaulieu.

La narración hecha por la voz en off del propio Zachary, da cuenta de su

propio yo y de sus circunstancias, es decir, un cordón umbilical no del

todo roto, un toque de gracia divina, una búsqueda sin brújula de su

tendencia sexual y, sobre todo, una tormentosa convivencia familiar.

La cinta sirve también de excusa para realizar un recorrido por lo más

granado de la música de aquellos años, desde David Bowie a Charles

Aznavour (vividas y toleradas actuaciones del progenitor micrófono en

mano, en cualquier reunión que se tercie), hasta la tan traída y llevada

Patsy Cline, una de cuyas canciones da título al filme y es acrónimo del

nombre de los variopintos hermanos.

Si bien “C.R.A.Z.Y.” peca de un exceso de metraje, no es óbice para dejar

de contemplar otro curioso y llamativo ejemplo de las venturas y

desventuras de una familia, en este caso canadiense, en un determinado

contexto temporal (en el cine español, contamos como muestra con la

mítica “La gran familia” (1962), y en el italiano, “La familia” (1987), o “La

mejor juventud” (2003), pongamos por caso).

Alberto Alcázar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:16    Promedio:3.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar