• Por Antonio Méndez

cerdos salvajes con un par de ruedas cartel critica

Dirección: Walt Becker.
Intérpretes: John Travolta, Tim Allen, Martin Lawrence, William H. Macy.

Con guión de Brad Copeland (“El Oso Yogui”).

Sinopsis

Woody Stevens (John Travolta), Bobby Davis (Martin Lawrence), Dudley Frank (William H. Macy) y Doug Masen (Tim Allen) son un grupo de maduros amigos que deciden dejar aparcada sus monótonas vidas en Cincinnati y lanzarse a la aventura con sus motocicletas. En la carretera tendrán como rivales a otra pandilla de moteros llamada los Del Fuegos.

Crítica

Un cuarteto más o menos conocido de rostros estelares de Hollywood protagonizan esta comedia de carretera en la que se dan cita referencias a míticas películas moteras (como “Salvaje” o “Easy Rider”, no en vano aparece Peter Fonda en un papel de gurú de las dos ruedas al final del film), resonancias de otras películas sin significación motera (como “Defensa” de John Boorman o “Grupo Salvaje” de Sam Peckinpah), humor bastante simplón, y crisis de edad con necesidad de escapismo libertario de la rutina diaria y reafirmación de valía personal, sea para uno mismo o para su familia.

Es, con la amistad en primer plano, la típica reunión de personajes dispares en formas de ser pero unidos en pos de un objetivo común.

cerdos-salvajesAsí, cuasi en camino a lo Mago de Oz para intentar superar sus limitaciones personales, encontramos al aparentemente triunfador que en realidad se encuentra totalmente frustrado, un programador informático torpe con ansias extremas de compañía femenina, un calzonazos con ganas de demostrar su valentía, o un monótono dentista, no menos calzonazos que el otro, que es un cero a la izquierda para su hijo y mujer.

En el trayecto de “vivencias al límite” les da tiempo a reflexionar superficialmente sobre sus vidas, a ser objeto de deseo de un policía homosexual encantado de bañarse en pelotas con sus nuevos “amigos” en agüita fresquita, a pelearse contra la panda macarra de Ray Liotta, y a disfrutar del ambiente festivo del Madrid de Nuevo México, en donde tanto le dan un cachete en el pompis a un toro bravo, como John Travolta, rememorando sus años mozos, le enseña pasos de baile a un simpático William H. Macy, encantado de “ennoviarse” con Marisa Tomei.

El film, aunque en alguna ocasión provoca alguna que otra sonrisa si se contempla la película de forma complaciente, oferta un humor muy básico, con lugar para el slapstick de muy baja creatividad y para un humor verbal que singulariza la tipología y situación personal de cada miembro del cuarteto, sin olvidar la desubicación de los protagonistas en un contexto de “soy motero peligroso y tatuado”, al que se parodia puntualmente.

De lo mejor es su banda sonora, que siempre puede estimular al neófito para la escucha de grandes nombres del pop y rock, y alegrar el oído al más ducho, ya que se escuchan canciones de la Spencer Davis Group de Steve Winwood con su “Gimme Some Lovin’”, de los Grand Funk Railroad, de AC/DC, la ELO, de George Thorogood versionando a Bo Diddley, de Foghat, de la Creedence Clearwater Revival o de los Beach Boys en adaptación en solitario de Brian Wilson. Siempre es reconfortante escuchar la animosa “Good Vibrations”, sea o no al llegar a la soleada California.

Fichas en AlohaCriticón

John Travolta
William H. Macy
Tim Allen
Martin Lawrence
Ray Liotta
Marisa Tomei

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:31    Promedio:3.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar