• Por Antonio Méndez

colmillos-asesinos-poster-criticaDirección: Robert A. Burns.
Intérpretes: Terry Evans, Mitch Pileggi, Catherine Molloy, Jonathan M. Ingraffia.

Con guión de Robert A. Burns.

Sinopsis

Ken (Andy Tiennan) llega a una pensión aislada en la que conoce a Jerry (Terry Evans), un joven nervioso que se ocupa de escribir sinopsis para editoriales.
En el lugar también reside Ike (Jonathan M. Ingraffia), cuyo perro ataca un día a otro huésped, Toad (John Dodson), antes de recibir un disparo de Woody (Mitch Pileggi). Poco después, Jerry comienza a percibir extrañas presencias nocturnas ligadas a los gruñidos del perro.

Crítica


colmillos-asesinos-mondrel-reviewEsta película de serie B es el único largometraje que dirigió Robert A. Burns, director artístico de trascendentes cintas de terror como “Aullidos”, “Re-Animator” o “La Matanza De Texas”.
Este film no es tan logrado como los citados.

Aunque el título en español puede evocar una historia vampírica, (en original sería “Mestizo”), la película se centra en una inestabilidad mental azotada por un trauma que lleva a su autor a mezclar el horror psicológico-pesadillesco y el slasher en una casa gótica con una reunión de peculiares personajes, gran parte de ellos antipáticos y todos de escaso interés.

La trama es muy floja, con un aburrido mezcladillo de ideas que no causan terror ni acentúan su fondo de cine explotación con inexistentes mondongos, sangre o sexo, cerrándose el asunto en un final tan cómodo como abrupto que cuenta con la presencia de Aldo Ray, actor visto en títulos del cine clásico como “No Somos Ángeles” o “La Impetuosa”.
La interpretación neurótica, miedosa, a lo Anthony Perkins, de Terry Evans, es lo mejor de la película.