• Por AlohaCriticón

DIES IRAE (1943)

Director: Carl Theodor Dreyer.

Intérpretes: Lisbeth Movin, Thorkild Roose, Preben Lendorff-Rye, Sigrid Neilendam.

En la dinamarca del siglo XVII, un sacerdote llamado Absalon Pedersson (Thorkild Roose) reside con su arisca madre (Sigrid Neilendam) y su segunda joven esposa Anne (Lisbeth Movin). El hijo del párroco (Preben Lendorff-Rye), de una edad similar a su nueva mujer, regresará al hogar y ésta comenzará a sentirse atraída por su persona.

Por otro lado, una anciana (Anna Svierkier), acusada de brujería, maldecirá antes de su quema en la hoguera a la familia de Absalon, al que culpa de su condena.

Una de las cumbres del autor danés Carl Theodor Dreyer, figura esencial en el panorama cinematográfico mundial por su sobria pero elaborada composición fílmica de reminiscencias pictóricas, su cuidado tratamiento estético para conseguir una penetrante exploración psicológica de sus caracteres, la fuerza emocional esgrimida por sus imágenes e intérpretes y su querencia por materias espirituales y metafísicas.

Con esas pautas narrativas “Dies Irae” acomete materias como la intolerancia y el dogmatismo religioso, la represión moral o la avidez sexual, desarrolladas en un umbrío y magistral título sobre la brujería que supuso el regreso al cine de Dreyer después de once años de la grabación de su anterior película, “Vampyr, la bruja vampiro” (1932).

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:16    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación