• Por AlohaCriticón


Dirección: Kim Ki-Duk.
Intérpretes: Han Yeo-Reum, Seo Si-Jeok, Jeon Gook-Hwan.


En un viejo barco anclado en alta mar viven un veterano pescador (Jeon Sung-hwan) y una adolescente (Han Yeo-reum). Como medio de sustento, el pescador ofrece su embarcación para atraer a los aficionados a la caña. A medida que van transcurriendo los días, el hombre ve aproximarse la fecha de la mayoría de edad de la muchacha, momento elegido para casarse con ella.

O le sigues el juego o te pierdes…

el-arco-foto-criticaEl personal estilo del realizador coreano, Kim Ki-duk, a la hora de plasmar sus historias hace que te tengas que colocar a un lado u otro de la línea difusa que delimita la admiración o el desdén (como tantos otros casos en el mundo del arte).

Lo que es cierto es que su originalidad está ahí y reafirma la definición que de sí mismo ha dejado para la posteridad: “un director al que no asusta la crítica, sino una película sin vida.”

De nuevo en labores de dirección, guión, montaje y producción, Kim Ki-duk, parte de una narración en la que, al igual que ocurriera en “Hierro 3” (2004), predomina la ausencia de diálogos entre los principales intérpretes y se le da mayor repercusión a los gestos, las miradas y los comportamientos, que son, sin lugar a dudas, parte muy importante del lenguaje cinematográfico.

el-arco-coreano-cine“El arco” fue rodada en condiciones muy duras, ya que la práctica totalidad de la cinta se desarrolla en el mar y su trama recuerda en parte a la lejana en el tiempo “Baby Doll” (1956) de Elia Kazan.

Sin embargo, Kim Ki-duk se aleja de las tórridas y más dialogadas imágenes de la película estadounidense para incluir aquí sus líricas metáforas. Y así, tenemos, desde la utilización del arco como instrumento musical de declamación del amor del lobo de mar por su jovencita, hasta su conversión en medio de defensa frente a agresiones externas al ambiente idílico en el que acontece la relación entre la ninfa y su protector. O también, la secuencia de la soga en la que la vida del arquero se va extinguiendo a mayor distanciamiento entre los dos seres. (Algo más excesiva es la consumación del amor de forma espiritual en la parte final).

Esperemos, eso sí, que los adivinos sean poco influenciables, prosigan con sus cartas y no les dé por coger el arco.

Alberto Alcázar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:14    Promedio:2.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación