• Por AlohaCriticón

EL CASO WELLS (2007)

Dirección: Andrew Lau Wai-Keung.

Intérpretes: Richard Gere, Claire Danes, KaDee Strickland, Kristina Sisco.

Errol Babbage (Richard Gere) es un agente federal a punto de retirarse que investiga la desaparición de una adolescente llamada Harriet Wells (Kristina Sisco).

Al mismo tiempo que intenta descubrir el paradero de la muchacha secuestrada, Erroll adiestra en su labor policial a la joven Allison Laurie (Claire Danes).

Procedente de Hong Kong, el director Andrew Lau Wai-Keung (“Juego sucio”, “Initial D- Derrapando al límite”) debutó en Hollywood con esta película co-protagonizada por Richard Gere y Claire Danes.

A través de un estudio de personaje, el emparejamiento dispar (novato-veterano), y una intriga criminal con carácter obsesivo, se muestran las consecuencias psicológicas derivadas de un entorno social y profesional problemático, que pueden conducir al defensor de la ley a inducir con sus acciones la conversión de verdugo en víctima, hecho a evitar en un Estado de Derecho, que tiene que ser firme en emplear los mecanismos democráticos para cumplir el imperio legal y no dejarse arrastrar por las posturas provocativas del criminal que buscan rasar el nivel de ambos.

A pesar de ciertos efectismos visuales y sonoros (con cámara rápida, desenfoques, montajes desmañados, flashbacks descoloridos, hachazos sónicos…), soportados por su intención puntual de acentuar la paranoia del personaje central; de la unidirección del retrato psicológico sin demasiados matices (más allá de todo lo que rodea a su obsesión laboral casi no conocemos nada de Richad Gere); y de la flaqueza de los villanos y los secundarios, la película es bastante visible.

Se maneja con un tono perturbador, neurótico, en ocasiones enrarecido, que lleva al cumplidor de la ley, estigmatizado por tratar con delincuentes (en este caso psicópatas sexuales), a traspasar la línea de la legalidad y de forma incontrolada apalear con saña al criminal (la obsesión se manifiesta en el protagonista con actitudes reprobables de odio-venganza, ya que parece estar hasta los “mismísimos” del clima delictivo y la impunidad en la que se mueve).

No deja, a pesar de su reflexión final, de manifestar una situación de insatisfacción metodológica y posterior extravío en el comportamiento en el combate aparente entre el bien y el mal, en especial con un contexto de desidia y laxitud.

Enlaces

Richard Gere

Claire Danes

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:12    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar