• Por Marta Canacci

el-ciudadano-ilustre-cartelDirección: Mariano Cohn y Gastón Duprat.
Intérpretes: Óscar Martínez, Dady Brieva, Nora Navas, Andrea Frigerio.

Con guión de Andrés Duprat (“El Hombre De Al Lado”, “El Artista”).

Sinopsis

El escritor argentino Daniel Mantovani (Óscar Martínez), ganador del Premio Nobel, vive en España desde hace décadas. Un buen día, deja Barcelona para regresar a su pueblo argentino cuarenta años después de su marcha para recibir la distinción de ciudadano ilustre. Cuando llega al lugar, no es recibido con el cariño que esperaba.

Crítica

Comedia dramática agria e inteligente. Muestra la confrontación entre la sofisticada personalidad del escritor y la pequeña población de la Argentina profunda en la que nació, Salas, que resulta ser el escenario literario de toda su obra; una comunidad pequeña, aislada, suspendida en el tiempo, atrapada en sentimientos discordantes, cuyos habitantes pasarán de recibirlo como un héroe a considerarlo un traidor, un hipócrita.

Desde el sentimiento inicial de admiración y orgullo, irán aflorando sentimientos de envidia, intolerancia, resentimiento y odio hacia el escritor y su obra que irán “in crescendo”. Una de sus ideas es contrastar el universo de la ficción con la realidad, una reflexión sobre el proceso creativo y los conflictos de influencia.

el-ciudadano-ilustre-fotoEl film apunta en varias direcciones, tanto a la figura del gran intelectual como a la cerrazón moral de la pequeña y asfixiante comunidad de Salas, los fantasmas del pasado, o el choque entre los dos universos que se muestra cínico y está teñido con matices de paranoia.

La historia se halla dividida en cinco capítulos, otorgándole una estructura literaria. Su guión logra mantener la atención hasta el final, los diálogos resultan interesantes, el humor es efectivo.

El relato es una especie de metaficción con las peripecias de un Premio Nobel que acepta contra pronóstico la invitación de su pueblo natal al que no ha regresado desde hace 40 años. El protagonista, Óscar Martínez, crea de forma estupenda un personaje ambiguo, complejo, egocéntrico, ácido, lleno de contradicciones.

Los secundarios también cumplen en sus interpretaciones como aporte al conocimiento y la ambientación de Salas, configurando personajes muy reales en sus actitudes, modos y comportamientos.

Interesante película, con buen equilibrio entre la sátira y el trasfondo temático que invita a la reflexión.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:7    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar