• Por Antonio Méndez

el curioso caso de benjamin button critica pelicula cartel

Dirección: David Fincher.
Intérpretes: Brad Pitt, Cate Blanchett, Julia Ormond, Taraji P. Henson.

Película inspirada por un relato de F. Scott Fitzgerald. Con guión de Eric Roth (“Forrest Gump”, “Munich”) y Robin Swicord (“Conociendo A Jane Austen”, “Matilda”).

Sinopsis

Benjamin Button (Brad Pitt) nace con ochenta años. Cada vez que pasa el tiempo su edad va disminuyendo. En ese trayecto extraordinario conoce diferentes épocas y personas.

Crítica

el-curioso-caso-de-benjamin-buttonTercer encuentro entre David Fincher y Brad Pitt después de “Seven” y “El Club De La Lucha”.

Inspirado por un relato corto del autor de la Generación Perdida, Francis Scott Fitzgerald, Fincher crea una larga película escrita por Eric Roth (guionista de “El Dilema” o de “Munich”) que fabula sobre el paso del tiempo a través de una historia con regresión del personaje central.

El adjetivo de “curioso” aportado por tal regresión, y en especial ver a Pitt caracterizado como anciano, es el único atractivo real que tiene esta película, sobrevalorada simplemente a causa de su presunta imaginación conceptual y sobre la posibilidad de departir gratuitamente sobre circunstancias y trascendencias vitales.

Más allá de ello, se trata de una simple y lineal fantasía romántica con enfoque absurdo y pomposos e indefinidos trazos sobre la vida y la muerte, con astutos y sutiles efectismos emocionales e intelectuales.

El film se inicia con una Cate Blanchett moribunda acompañada por Julia Ormond. Ambas recuerdan en flashbacks y con un diario la vida de Benjamin Button, conectando la narración de Ormond con las reflexiones escritas y manifiestas en voz en off por el propio protagonista.

Lo que se nos presenta es una serie de viñetas anecdóticas con esquemáticas referencias cronológicas y situaciones iniciáticas (pérdida de virginidad, asunción de identidad, descubrimiento del amor…), previas a la difícil relación romántica a causa de la singular disparidad de edades.

Lo más destacable es la primera parte del film, con el anciano Brad Pitt descubriendo la vida a través de su contexto residencial.

Fichas en AlohaCriticón

David Fincher
Brad Pitt
Cate Blanchett
Elle Fanning
Tilda Swinton
Julia Ormond


La nueva película de David Fincher, adaptación de un relato escrito por F. Scott Fitzgerald, es una obra que bien se presenta como una película magistral o un boleto de canje en la gala del Oscar.

El director estadounidense ha logrado, gracias a una óptica fresca e intrépida, un conjunto de películas tan entretenidas como perspicaces, no obstante me temo que con el caso de Benjamin Button logra un entretenimiento acertado que no profundiza demasiado en la apremiante psicología de sus personajes.

Con un largo recorrido por la vida de su personaje principal, la historia va tocando distintos acontecimientos históricos, los cuales se encuentran bien ambientados. Gracias a una mano paciente y sentimental (más no sensiblera) la película se desarrolla con una gracia amena que no aburre, logrando conmover en muchas ocasiones, emocionando en otras tantas y decayendo en su ritmo en contadas ocasiones. Con todo esto Fincher crea una obra magistral que luce atractiva al exponer una gama se buenos sentimientos y pensamientos intrincados, sin embargo el análisis es algo dudoso.

“El curioso caso de Benjamín Button” me huele a boleto oportunista ante la gala del “Oscar” (un hermoso boleto por cierto) que no aprovecha todas las posibilidades ofrecidas ante un personaje que ha de ir rejuveneciendo por la vida. Pues a pesar de ser una película narrada en voz en off por el mismo protagonista, los pensamientos del personaje ocasionalmente se balancean entre lo desconocido y lo baladí, siempre bajo una perspectiva de contar su vida más no su análisis de la misma. No es exasperante dicha falla, es más un cuento fantástico, que como cualquier buena narración, deja que el análisis corra por la cuenta del espectador, quizá bajo el velo de la suposición ante la imposibilidad de adentrarnos en la mente del protagonista.

Por otro lado, Brad Pitt (mientras aparece en pantalla) se mueve con soltura y credibilidad, dándole el fondo psicológico “necesario” a su personaje, al representar las decisiones del mismo con gran credibilidad. Mientras Cate Blanchett envejece con decoro y simpatía, no es un gran personaje, pues la premisa de su interpretación tiene mucho que ver con la relación entre ella y Brad Pitt, una pareja impedida por el tiempo que se va sumergiendo letalmente en lo imposible. También está Taraji P. Henson y Tilda Swinton, ambas como buenas actrices de reparto, la primera como figura maternal y la segunda cual ápice de la experimentación.

Un aspecto sumamente destacable es el maquillaje y la digitalización de algunos rostros, el siempre codiciado acto de rejuvenecer así como la osadía de envejecer se han llevado a cabo con una gran técnica de por medio, gracias a unos excelentes maquilladores y un equipo envidiable de efectos especiales y retoques digitales. Aunque los trucos por computadora llegan a ser un poco exagerados al digitalizar demasiado algunos rostros, estilizándolos a tal grado que parecen producto de alguna animación bien efectuada pero que termina estando fuera de lugar.

Con ello se puede decir que “El curioso caso de Benjamín Button” es una obra para ver y sentir, aunque no lo es para pensar, aún así guarda un puñado de magia para los espectadores que busquen una buena historia contada con tacto, optimismo y ligeramente moralizante.

Lucio Rogelio Avila Moreno

Fichas en AlohaCriticón

David Fincher
Brad Pitt
Cate Blanchett
Elle Fanning
Tilda Swinton
Julia Ormond