• Por Marta Canacci

gordo-flaco-cartel-estrenoDirección: Jon S. Baird.
Intérpretes: Steve Coogan, John C. Reilly, Shirley Henderson, Nina Arianda.

Con guión de Jeff Pope (“Los Chicos De Essex”, “The Last Hangman”).

Sinopsis

Año 1937. La pareja cómica formada por Stan Laurel (Steve Coogan) y Oliver Hardy (John C. Reilly) están en la cima del éxito, aunque Stan no desea renovar su contrato con el productor Hal Roach (Danny Huston). Por su parte, Oliver continúa con Roach, intentando sin éxito una asociación con Harry Langdon. Tras muchos años distanciados, Stan y Ollie vuelven a formar equipo en 1953 para realizar una gira por teatros británicos e irlandeses. Su objetivo es financiar una nueva película que parodie la figura de Robin Hood.

Crítica

Película que narra el último tramo profesional de la pareja cómica “El Gordo y El Flaco”, período en el que intentaron revitalizar su éxito con una gira por pequeños teatros británicos e irlandeses durante los años 50 del pasado siglo.

gordoyflaco-review-criticaEl film muestra las rencillas, el afecto y la camaradería del dúo, reflejando sus pautas de comedia, con un humor blanco, inocente, de cierta ternura, basado en el slapstick.
Oliver Hardy (John C. Reilly) y Stan Laurel (Steve Coogan) están bien caracterizados, guardando un gran parecido físico con los originales y equilibrados en sus movimientos, en su gestualidad, sin el menor atisbo de caricatura. Resultan creíbles, con buena química entre ambos.

El contrapunto femenino lo ponen Nina Arianda y Shirley Henderson, dos actrices que secundan perfectamente al dúo protagonista jugando un papel ambiguo. Por momentos son el pilar de sus parejas y en otras ocasiones elementos desestabilizadores. Ambas, a su manera, son mujeres dominantes.

gordoyflaco-critica-peliculasLa ambientación de la época es estupenda, trasladándonos por completo a otro tiempo. Decorados, actores, los estudios de Hollywood repletos de extras… en un retrato agridulce, nostálgico, sin estridencias ni sentimentalismos, contado con sencillez y cariño, reivindicando el amor por la profesión de sus protagonistas.

En la relación surgen viejas cuentas sin saldar, pequeñas traiciones del pasado, manifestándose sobre todo el respeto y la mutua dependencia, personal y profesional entre ambos.

Es una película sencilla, sin pretensiones, lastrada en su trascendencia por una trama con un conflicto de entidad menor.

Fichas en AlohaCriticón

John C. Reilly

Ver la ficha técnica de la película

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar