• Por AlohaCriticón

EL GRITO (2004)

Director: Takashi Shimizu.

Intérpretes: Sarah Michelle Gellar, Jason Behr, Clea DuVall, Bill Pullman.

Karen (Sarah Michelle Gellar) es una estudiante de intercambio norteamericana que estudia trabajo social en Japón. Al aceptar sustituir a una enfermera que no se ha presentado a su trabajo entra en una casa en donde se encuentra una anciana estadouniense que se encuentra en estado catatónico.

Mientras cuida de la enferma Karen escucha arañazos en la parte superior de la extraña y abandonada vivienda.

Entre remakes, adaptaciones literarias, adaptaciones de cómic y biopics los guionistas del Hollywood actual no se rompen, por lo general, demasiado la cabeza para elucubrar historias nuevas y/o personajes originales. Pero bueno, siempre quedará gente como Woody Allen, si es que al neoyorquino lo podemos instalar en Hollywood, o Charlie Kaufman, otro neoyorquino que también parece ir bastante a su aire.

En “El Grito”, como hiciesen con “The Ring” y prontó harán con “Dark Water”, Hollywood, con la producción de Sam Raimi, vuelve a servirse del cine de terror japonés al llevar a la pantalla en lengua inglesa “La Maldición (Ju-On: The Grudge)”, eso sí, permaneciendo como supervisor del film el director de la película original, Takashi Shimizu.

El resultado de la revisión de este film de fantasmas con casa poseída es un apreciable trabajo atmosférico, con énfasis en el empleo del sonido, un despliegue narrativo pausado y estilizado, un acusado sentido de la imaginería terrorífica sin abuso de los efectos, y, en su parte negativa, un anoréxico desarrollo de trama y caracteres, con una dosificación astuta de los momentos propicios al sobresalto, que pueden llegar a desasosegar metódicamente por su pasadero talento para el manejo del suspense.

Para maquillar un tanto la falta de basamento en la minimalista historia, la misma es presenta de una manera no lineal, hecho que enmaraña y confunde premeditamente la acción sin permitir un desarrollo interesante de trama ni un progreso suficiente de personajes, quizá sabiendo su autor que el film, de manido asunto en la idea poco original que mueve la situación, se sustenta precisamente en el atavío atmosférico de esa situación de terror, en las emociones y sensaciones que depare tal situación, bastante simple, más allá del protagonismo de quienes la padecen, recayendo toda su preocupación, con la ayuda inestimable de Noriyuki Mizuguichi e Hideo Yamamoto, en la creación de un ambiente enrarecido que depare tensión y la traslación a la butaca de un par de sustos.

Cuando Shimizu, además de dominar con tino la imaginería, tenga algo que contar y sepa contarlo incluso puede que haga buenas películas. Mientras tanto a intentar provocar berridos entre el personal.

Enlaces

Sarah Michelle Gellar

Clea DuVall

“Cuando alguien muere dominado por la ira, queda una maldición”, frase con la que empieza este pésimo remake, “El grito” extraído del filme oriental “Ju-On: The grude”, dirigido por el mismo director, tanto en el cine oriental, como en el norteamericano, Takashi Shimizu, el cual ha demostrado tener una carencia narrativa, y poco contundente, reflejada en un su último bodrio, “El grito”, remake que deja mucho que desear, pues engloba una trama que extrae sentimientos muy trillados, como lo son la furia, el dolor, la angustia… y la venganza.

Es una pena que el cine recaiga en este tipo de filmes que no tienen ni una mesurada idea de lo que es originalidad, cayendo en tramas del montón y carentes de meollo, que intentan mantener el suspense en el espectador pero desgraciadamente no logran nada; “El grito” no es más que una historia de terror mediocre, que engloba de todo un poco, casa embrujadas o malditas, almas en pena, sufrimiento de los personajes, matanza descontrolada, suspense decadente y un twist incongruente, que depara hora y media de un tempo tedioso y saltos incongruentes en el tiempo, los cuales le sirven al director para acaparar la atención del espectador, prometiendo mucho y cumpliendo poco, cometiendo el error de desesperar al espectador y colocándolo en una estancia aburrida, con un guión plano, sobresaltos ineficientes y un tratado carente de los personajes, sin poder destacar las actuaciones de Sarah Michelle Gellar, la cual no ha tenido una buena desenvoltura en el panorama cinematográfico, y cuando la vemos en este tipo de papeles nos podemos percatar que sus actuaciones son muy forzadas, sin la suficiente experiencia como para expresar y comunicar los sentimientos y pensamientos que atormentan al personaje encarnado.

Desgraciadamente la falta de exigencia en el espectador puede catalogar esta película como una buena hazaña digna de verse, pero yo digo que no vale la pena verla, ni siquiera como un filme dominguero o para comer palomitas, pues si buscan ver un filme bosquejado en un sentido tétrico, decadente de un buen tratado de personajes, de historia plana, tempo tedioso, montaje adecuado, música trivial, típica de este tipo de filmes y un final incongruente, pues este es el filme que están buscando, pero ¿que más da?, el gusto depende de cada persona.

Lucio Ávila

Enlaces

Sarah Michelle Gellar

Clea DuVall

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:15    Promedio:3.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar