• Por AlohaCriticón

EL GURÚ DEL BUEN ROLLO (2008)

Dirección: Marco Schnabel.

Intépretes: Mike Myers, Jessica Alba, Justin Timberlake, Meagan Good.

Pitka (Mike Myers), un estadounidense criado por gurús en la India, regresa a su país y gracias a sus conocimientos espirituales se convierte en un especialista en autoayuda.

Uno de sus clientes es un jugador de hockey con problemas amorosos.

En la segunda mitad de los años 60, en plena ebullición psicodélica y del hippiesmo, se puso de moda viajar a la India y compartir rezos vestidos al estilo local junto a maestros espirituales que guiaban a gente muy diversa, por lo general millonarios que podían pagarse tal viaje en un proceso de búsqueda espiritual (eso sí, mucho espíritu pero sin perder el lujo material).

Tal querencia exótico-oriental se ha prorrogado más allá de los años 60, aunque muchos de los pioneros (entre ellos los Beatles) se desapegaron en parte al comprobar que algún gurú además de espiritual también poseía tendencias por lo carnal.

Que se lo pregunten a Mia Farrow o a su hermana Prudence (la “Dear Prudence” de los citados Beatles) con el Maharishi Yogi.

En esta película, Mike Myers, que inicia su narración hablando a cámara antes de un flashback, busca (o eso parece) satirizar tales usos y costumbres de búsqueda espiritual y autoayuda (en muchas ocasiones mero negocio sin resultados fiables) encarnando a un gurú cachondón y vanidoso que se crió en la India con un gurú supersabio (un Ben Kingsley a lo maestro de la teleserie Kung Fu), vive en un palacete en los Estados Unidos, y saluda espiritualmente a sus fieles nombrando a Mariska Hargitay (la hija de Jayne Mansfield y Mickey Hargitay).

La sátira, en vez de transcurrir por un mínimo cauce de ingenio tras unos créditos con el protagonista a lo Peter Sellers en “El guateque” interpretando el sitar, se diluye en una trama de tercera y en un humor facilón de caca-pedo-pene.

Los gags, al margen de algún juego de palabras, son ramplones e infantiles, propios de una comedia sexual adolescente sin mayores ínfulas ni exigencias que hacer pasar el rato con chistes de erecciones y/o ventosidades anales, mezclando la sátira, la parodia, la escatología y el absurdo.

En la historia, comedia con superación personal de un deportista tras una ruptura amorosa y un trauma familiar, no faltan tampoco múltiples referencias pop (Robbie Nevil y su “C’es La Vie”, Extreme y su “More Than Word…), y cameos varios (Val Kilmer, Jessica Simpson, la propia Mariska Hargitay…).

Enlaces

Mike Myers

Jessica Alba

Justin Timberlake

Ben Kingsley

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:10    Promedio:2.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar