• Por Antonio Méndez

el ultimo gran mago critica de pelicula poster cartelDirección: Gillian Armstrong.
Intérpretes: Guy Pearce, Catherine Zeta-Jones, Timothy Spall, Saoirse Ronan.

Con guión de Tony Grisoni (“La Isla De Bird Street”, “Mi Vida Ahora”) y Brian Ward (“La Intérprete”, “Tabloid”).

Sinopsis

Año 1926. El mago escapista Harry Houdini (Guy Pearce) se encuentra de gira por todo el mundo. En su estancia en Edimburgo (Escocia), Houdini contacta con Mary McGarvie (Catherine Zeta-Jones) y la hija de ésta, Benji (Saoirse Ronan), una médium con la que Houdini desea contactar con su madre fallecida.

Crítica

Cualquiera que haya hurgado un poco en biografías del mago escapista Harry Houdini (inclusive en la entretenida película de los años de los años 50 con Tony Curtis como protagonista) conocerá la adoración que sentía el famoso mago hacia su madre.

el-ultimo-gran-magoLa muerte de ésta y el sentimiento de culpa posterior a tal fallecimiento obsesionaron de tal manera al mago que, a la par que intentaba burlarse de los métodos espiritistas, albergaba la esperanza de que entre tanta estafa alguien podría conectarle con el espíritu de su madre.

Es la búsqueda de redencion y especie de monomanía con base en el complejo de Edipo que emplea esta película para centrar su trama.

A diferencia de la película de George Marshall con Curtis, que busca aunar espectáculo sin pretensiones con ligero drama psicológico, en esta película el “psicológico” del drama es puro artificio romántico y explotación banal del complejo citado con anterioridad (incluso con insinuaciones incestuosas), y el espectáculo se sacrifica en pos de un enfoque poético bajo la perspectiva de una de las protagonistas, Saoirse Ronan, actriz vista previamente en “Expiación”, que es la que nos narra con regular uso de la voz en off y desde los créditos su encuentro con Houdini.

Ambientada en Edimburgo, la película muestra las ansias de una pareja madre-hija de medrar económicamente que vive en barrio pobre pero visten en muchas ocasiones como niñas ricas, y se pasan el día embaucando al personal y poniendo calentito al añoso empleado de la hemeroteca.

Como una mezcla entre seductora Mata Hari, bailarina con aires de Cleopatra, adivinación-espectáculo a lo “El Callejón De Las Almas Perdidas” de Goulding, y actitudes proto-vidente de estafa 905 o 906 se presenta Catherine Zeta-Jones, impávida antes y después de conoce y compartir tango y cama con Guy Pearce en el papel de musculado Houdini.

Todo muy previsible y muy soso. La trama, con ínfulas poéticas-oníricas sobre la nada, no convence; los personajes, a pesar del buen trabajo cómplice-confesional de Saoirse Ronan, no transmiten las emociones que pretenden; y la estética no es más que plano y vano preciosismo.

Fichas en AlohaCriticón

Guy Pearce
Catherine Zeta-Jones
Saoirse Ronan

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:14    Promedio:2.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar