• Por AlohaCriticón

EL ULTIMO TREN (2002)

Director: Diego Arsuaga.

Intérpretes: Héctor Alterio, Federico Luppi, Pepe Soriano, Gaston Pauls.

El mismo John Ford si ahora viviera hubiera firmado esta estupenda película del uruguayo Diego Arsuaga.

EL ÚLTIMO TREN es una película de viaje iniciático y viaje final, viaje iniciático para el niño y viaje final con ansias de recuperar el sueño perdido para los tres personajes mayores protagonizados por los argentinos Federico Luppi, Héctor Alterio y Pepe Soriano.

Arsuaga nos muestra en este film cómo la utopia puede tener sus frutos. De la película de Arsuaga destacaría cómo, muchas veces, para llevar a cabo una idea, hay que actúar. “El profesor” (Héctor Alterio) llega a justificar la violencia como fin último cuando no hay esperanza de cambio, y planifica el robo de la locomotora urdiendo un entramado de sobornos con la prensa por medio.

Sin duda, el “profesor” sabe muy bien que hay que controlar a los medios de comunicación, al fin y al cabo los otros: la policia también utiliza el soborno y la corrupción para subsistir y Jimmy, el jóven empresario propietario de la locomotora que quiere vender a Hollywood, utiliza los medios de comunicación con fines persuasivos.

Una de las caracteristicas más sobresalientes de la película es ese juego de dualidades, de acciones paralelas entre los viejos y sus “enemigos”. Arsuaga propone, pues, que al enemigo hay que combatirlo con sus mismas armas.

La figura del niño supone la esperanza ante la desesperanza de que este mundo, este patrimonio nuestro que son las cosas que son nuestras, que son del hombre, no se venden. Como comentario final podríamos decir que la movilización social, o la movilización de unos pocos dotados de razones convicentes puede arrastrar al resto de la sociedad a conseguir cosas positivas. recordaba la pasada huelga general contra el decretazo y recordaba a los que decían que con huelgas no se consigue nada, y me acordaba de ellos cuando tres meses después el gobierno retiró el 90% de las medidas del decretazo. Como en los buenos westerns al final el bueno consigue su objetivo: la locomotora no se vendió.

Rubén Gutiérrez

Enlaces

Federico Luppi

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:7    Promedio:3.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar