• Por AlohaCriticón

ENGENDRO MECÁNICO (1977)

Dirección: Donald Cammell.

Intérpretes: Julie Christie, Fritz Weaver, Gerrit Graham, Lisa Lu.

El Dr. Alex Harris (Fritz Weaver) pone en funcionamiento un superordenador llamado Proteus IV dotado de una capacidad de cálculo y de una sorprendente inteligencia artificial al servicio de los humanos, pero Proteus IV lejos de atacar las ordenes que le han sido asignadas, este irrumpe en el sistema informático de la casa del Dr. Harris con la intención de encerrar a su mujer y procrear un hijo haciendo uso de su cuerpo.

La rebelión de las máquinas dotadas de inteligencia artificial ha sido un tema muy utilizado en el cine de ciencia-ficción desde el HAL-9000 de “2001” hiciera su aparición en la pantalla grande estableciendo un nuevo concepto dentro del género de la mano de Stanley Kubrick pasando por “Colossus: El Proyecto Prohibido” (1970) de Joseph Sargent, sin olvidarnos de la trilogía de “ Terminator ” y “Stealth: La Amenaza Invisible” (2005) de Rob Cohen la pregunta que muchos hombres incluso para temor de muchos otros que se hacen cuando estos depositan la confianza y la seguridad en la tecnología es ¿Qué pasará cuando los ordenadores sean más inteligentes, más rápidos, más creativos, con capacidad para regenerarse y reproducirse?

En todas estas películas, incluida esta, sólo hay una respuesta clara, rebelarse contra toda la humanidad y en especial contra sus creadores que las diseñaron sin que estos puedan apenas hacer absolutamente nada por recuperar el control de sus creaciones y con las siguientes consecuencias que ello conllevaría e interfiriendo en sus decisiones.

En este título basado en el libro DEMON SEED de Dean R. Koontz que fue publicado en 1973, ninguna de las películas mencionadas se ha aventurado a que una máquina en este caso un ordenador, haga uso de su capacidad informática de sus datos almacenados en su memoria para la procreación como el único medio para la supervivencia, más tratándose de una con dos sistemas como son el artificial de la máquina y el orgánico de un ser humano incompatibles entre si físicamente hablando, pero como en ciencia-ficción hasta lo más descabellado e inimaginable puede ser incluso factible por muy imposible que ello pueda parecer, en cierta manera no deja de ser algo original tratándose de una violación a un ser humano, en este caso a la mujer protagonista de esta película la Dra. Susan Harris interpretada magistralmente por Julie Christie.

Esta es una película que se ha ido revalorizando con el paso del tiempo y se adelanto a su época debido ante todo a la gran labor llevada por su director Donald Cammell que la supo dotar de un suspense sobrecogedor, sorpresas de un despliegue de efectos especiales francamente sorprendentes y de un contexto narrativo muy tenso y con rigor a lo largo de su metraje.

También es de recibo mencionar el extraordinario trabajo llevado a cabo por Edward C. Carfagno en el diseño de producción sobre todo a la hora de concebir la presencia de Proteus IV en la casa de los Harris mediante una criatura geométrica monstruosa, y la fotografía de Bill Butler sin olvidar que la voz original del ordenador Proteus IV es la del veterano actor Robert Vaughn.

Una película más que recomendable pero no apta para puritanos.Rostov

Enlaces

Julie Christie

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:10    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar