• Por AlohaCriticón

entre copas movie poster cartel pelicula sideways
Dirección: Alexander Payne.
Intérpretes: Paul Giamatti, Thomas Haden Church, Virginia Madsen, Sandra Oh.

Película basada en una novela de Rex Pickett. Con guión de Alexander Payne (“A Propósito De Schmidt”, “Los Descendientes”) y Jim Taylor (“A Propósito De Schmidt”, “Os Declaro Marido y Marido”).

Sinopsis

Dos amigos llamados Miles (Paul Giamatti), divorciado con ansias de novelista, y Jack (Thomas Haden Church), actor fracasado, se embarcan, una semana antes de que Jack se case, en un viaje por carreteras californianas con la intención de probar diferentes vinos y disfrutar, en el caso de Jack, de sus últimos días de soltería. Las cosas se complican cuando la pareja se encuentra con dos mujeres llamadas Maya (Virginia Madsen) y Stephanie (Sandra Oh).

Crítica

Alexander Payne es un director y guionista que, antes de su revelación popular con esta comedia dramática llamada “Entre Copas”, ya había ofrecido destellos de buen cine con el estudio psicológico de “A Propósito De Schmidt” o la subestimada sátira “Election”. Con “Entre Copas”, una sencilla road y buddy movie, Payne, hábil escrutador del “american dream”, hace equipo con su usual colaborador Jim Taylor adaptando una novela de Rex Pickett para desarrollar una comedia agridulce e irónica sobre la amistad, las relaciones sentimentales, la confusión y expectativa vital, y la crisis de mediana edad que, a través de un suficiente manejo del tempo narrativo y un dominio del matiz emocional, reflexiona sobre personajes maduros y desorientados con comicidad pero también con amargura y melancolía.

entre-copasEstos aspectos se encuentran en un meritorio guión y la dirección de Alexander Payne, que, al estilo de nombres como Hal Ashby o John Cassavetes, tanto muestra la acción en clave humorística como sentimental sin perder un enfoque claro sobre lo que narra y el tono con el que lo está narrando. Si a ello le sumamos las claves metafóricas del viaje y el vino, una adecuada creación y progresión de frustrados y reales personajes, y la interpretación inmejorable de los protagonistas principales que le dan vida tendremos una película de cierto interés centrada más en los caracteres que en la propia historia.

No obstante el film está sobrevalorado con un asunto y un tono muy proclive al fácil aplauso por la posible identificación, la fabulación gratuita con asuntos germinados en películas independientes, o la mímesis valorativa sin criterio personal.

Si no se conecta con los avatares y personalidades de los personajes la película puede llegar a convertirse en una insipidez no exenta de clichés y con baratas y falsas ínfulas pseudointelectuales, ya que en realidad remeda asuntos y personajes, eso sí, con distinta gradación y sutileza, sobre peripecias de comedias adolescentes con personajes frustrados, haciendo añorar buddy comedies de mejor valía, con el protagonismo en contraste de personajes maduros y deslucidos desde un punto de vista humorístico, pensemos en “La Extraña Pareja” con Jack Lemmon y Walter Matthau.

Eso sí, la inanidad de los premios cinematográficos Oscar ignorando la fenomenal interpretación de uno de los grandes del cine americano actual, Paul Giamatti, perfecto semblante del antihéroe perdedor y también espléndido intérprete de “American Splendor”, siguen provocando que el fulano en pelota de la gran espada se siga cubriendo de “gloria”. Bueno, sí, es cierto, él no tiene culpa de nada.

Fichas en AlohaCriticón

Alexander Payne
Paul Giamatti
Virginia Madsen
Thomas Haden Church