• Por AlohaCriticón

FANÁTICA (SWIMFAN) (2002)

Dirección: John Polson.

Intérpretes: Erika Christensen, Jesse Bradford, Shiri Appleby, Kate Burton.

Con guión de Charles Bohl (“He’s My Girl”) y Phillip Schneider.

Ben Cronin (Jesse Bradford) es un nadador estrella del equipo de un instituto a punto de ganar una beca para la Universidad de Stanford que ha dejado atrás un pasado de delincuencia y drogas gracias al deporte y al apoyo de su novia Amy Miller (Shiri Appleby). Su estabilidad personal se verá afectada con la aparición de otra estudiante, la seductora Madison Bell (Erika Christensen).

Pobre revisitación adolescente del “Atracción Fatal” de Adrian Lynne. La película crea una situación obsesiva que vincula de forma enfermiza a una pareja tras una relación sexual que conlleva infidelidad y consecuencias emocionales tras una decisión voluntaria.

El probable enfoque erótico dentro de bases de thriller psicológico que podría tener se desvanece en momentos light de un fugaz encuentro coital acuático. La paranoia con deseo y gozo furtivo convertido en pesadilla permanente con claves de femme fatale psicópata es plana y manejada con subrayados.

A la trama, adornada con canciones de Ash, Bush o Gentle Waves y con algún momento de suspense bien construido, le falta empuje, resultando lineal, telefilmesca, moralista y nada creíble.

Los actores son demasiado añosos para hacerse pasar por alumnos de instituto. Los protagonistas carecen de chispa y los secundarios no poseen una mínima identidad.

Enlaces

Erika Christensen

Jesse Bradford

Jason Ritter

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:5    Promedio:3.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar