• Por AlohaCriticón

HALLOWEEN: EL ORIGEN (2007)

Dirección: Rob Zombie.

Intérpretes: Tyler Mane, Malcom McDowell, Daeg Faerch, Sheri Moon Zombie.

Michael Myers (Tyler Mane) ha escapado del hospital psiquiátrico en el que estaba encerrado y vuelve a Haddonfield para volver a cometer crímenes como los que le proporcionaron una infausta celebridad en su infancia, cuando acabó con varios miembros de su familia.

El psicólogo Samuel Loomis (Malcolm McDowell), que ha escrito un libo sobre Myers tras someterlo a terapia, intentará detener los objetivos asesinos del desequlibrado.

Rob Zombie (de nombre auténtico Robert Bartleh Cummings) recupera en esta película el personaje de Michael Myers creado por John Carpenter en la parte final de los años 70 con “La noche de Halloween”, historia de psicópata con cuchillo en ristre cuyo éxito provocó cuantiosos imitadores en los años 80, plagados de rutinarias cadenas de muerte que algunos ven por puro “divertimento gore-sustero”, otros para desahogar la violencia reprimida u otros quizá para excitar su ánimo de voyeur sádico.

Lo que hace Zombie en esta entrega es remedar muy elementalmente las mañas asesinas del protagonista del primer film, añadiéndole un prólogo con situaciones domésticas que incide en los aspectos sociales del psicópata.

Una pena que sirviéndose de estereotipos se tome demasiado en serio y se crea que está filmando un sesuso drama psicológico en vez de un título de terror adolescente con hemoglobina gratuita (su autor parece no entender que cuando se maneja en estos niveles simplistas de cuchillo va, cuchillo viene, sangre va, grito viene, el alejamiento del personaje psicopático provoca mayor miedo sobre sus acciones que el acercamiento íntimo a sus motivaciones, y más cuando son insubstanciales y sus víctimas son personajes planos).

Expone en su inicio de manera básica un ambiente conflictivo familiar y colegial en pos de tratar el origen de su comportamiento, pero aunque tiende a manifestar muestras de apego hacia las personas que no le maltrataron en su niñez, nada aporta su enfoque a si el psicópata nace y es su entorno social quien estimula tal desequilibrio congénito, o si el desequilibrio es provocado por un entorno social poblado de cafres y superfluos que incitan a su comportamiento perturbado.

La madre, interpretada por Sheri Moon Zombie, mujer del propio Rob, es empleada, al margen del destino del propio Michael Myers, como ejemplo significativo de la tragedia familiar que supone padecer un comportamiento criminal “desde dentro”.

Más allá de estos triviales aspectos psicosociales la película posee nada imaginativos momentos de acuchillamiento a personajes unidimensionales, y tratamientos ramplones en la creación de suspense, misterio y terror (además de algún tratamiento simpatizante de “héroe” que no pega con la naturaleza del personaje creado por Carpenter).

Tampoco faltan guiños cinéfilos al margen de su esencia de remake, sea a “La naranja mecánica”, con el participación de Malcolm McDowell como terapeuta (él “sufrió” extremas medidas de terapia para modificar conductas en el citado film de Kubrick), o imágenes de títulos de terror y ciencia-ficción clásicos: “El enigma de otro mundo”, “Ultimátum a la Tierra”, “House on haunted hill” de William Castle… A destacar el homenaje en el film a “La legión de los hombres sin alma”, película con Bela Lugosi cuyo título original era “White Zombie”, nombre que sirvió para bautizar a la ex banda de heavy metal de su director.

Enlaces

Danny Trejo

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:13    Promedio:2.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar