• Por AlohaCriticón

historia de un beso cartel criticaHISTORIA DE UN BESO (2002)

Director: José Luis Garci.

Intérpretes: Alfredo Landa, Carlos Hipólito, Ana Fernández, Tina Sáinz.

Con guión de José Luis Garci (“El Abuelo”, “Volver A Empezar”) y Horacio Valcárcel (“El Abuelo”, “Ninette”).

Asturias, Navidades del año 1948. Tras el fallecimiento del importante escritor Blas Otamendi (Alfredo Landa) , su sobrino Julio (Carlos Hipólito), que trabaja en París como profesor y traductor, recordará su infancia y su aprendizaje al lado de su admirado tío.

Después de la vacuidad esteticista que era “You’re The One”, el director, productor y guionista José Luis Garci estrenó “Historia Be Un Beso”, un film más que interesante en el que desde la perspectiva de un pequeño microcosmos rural expande una mirada al sentimiento universal del encuentro e ilusión amorosa y a la instrucción vital. También, con riqueza en matices, describe el contexto sociopolítico y cultural español de la época dependiendo de donde descanse la temporalidad de la narración.Las flaquezas de Garci, como es la edificación artificiosa de escenas en pos de la emoción, no la creación de la emoción como resultado de la escena (aunque resbala en varias de ellas, como en la de la iglesia), y la confusión entre ritmo pausado con ritmo lento, están salvados en esta ocasión por un buen manejo del tiempo, narrando en paralelo y a base de flashbacks bien introducidos los diferentes avatares que tejen el hallazgo emocional de los diversos caracteres junto al retrato de la comunidad y su extensión en la etapa histórica en la que se mueve sin permitir caídas rítmicas.

Además, en otras ocasiones se había perdido en demasiada retórica, cansina por la insipidez de los diálogos y las situaciones mostradas, a pesar de que el escenario y ambientación estén siempre tratados de forma refinada, como lo están también en esta oportunidad con una ambientación exquisita, especialmente las escenas del balneario.

En “Historia De Un Beso”, aunque abusa de demasiadas referencias intelectuales, lógicas (y algunas gratuitas) por la propia definición del personaje central (tratado demasiado hagiograficamente), los diálogos están muy bien trabajados, resultan en su mayoría interesantes y, junto a un notable ejercicio de miradas y gestos, enfatizan con suficiencia el concepto temático de la película, concediendo un adecuado ritmo interno a cada escena y evitando esa confusión citada entre tempo pausado y lento.

La dificultad y necesidad de amar, la evocación memorativa o la ilusión como motor vital, son materias abordadas en este plausible título de gradación nostálgica y lastimera con valiosas interpretaciones, en especial Alfredo Landa y, sobre todo, un excelente Carlos Hipólito.

Enlaces

José Luis Garci

Alfredo Landa

Ana Fernández

Agustín González

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:33    Promedio:4.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar