• Por AlohaCriticón

HOY Y MAÑANA (2003)

Dirección: Alejandro Chomski.

Intérpretes: Antonella Costa, Manuel Navarro, Romina Ricci, Carlos Lipsic.

Paula (Antonella Costa), actriz aficionada, vive de alquiler en un pequeño

apartamento en unas condiciones tan precarias que, al corte del suministro

de gas, se une el retraso en el pago de las rentas de la vivienda. Los

números rojos en su cuenta bancaria y la falta de ayudas por parte de las

personas más cercanas, hacen que Paula se decida por conseguir dinero

fácil.

Tras presenciar “Hoy y mañana” se le podría criticar al cine argentino el

exceso de películas que han reflejado la crisis financiera que ha padecido

el país en los últimos tiempos.

Pero sería injusto el tomarla con este trabajo de Alejandro Chomski, ya que

el mismo fue producido en 2003, y no es hasta dos años más tarde cuando

ha llegado a nuestra cartelera (quizá problemas de distribución que han

hecho, incluso, que se proyecte en una única sala de Madrid).

Entre ambas fechas han circulado no pocos títulos con la debacle

socioeconómica como trasfondo, causando cierta saturación que haría

que, en lugar de hablar de los argentinos como damnificados, los

catalogáramos como individuos jeremíacos.

Y, sin embargo, es algo que suele ser normal en la cinematografía de corte

social. Sin ir más lejos, aquí en España vivimos algo parecido al final del

último conflicto civil, cuando la carestía económica también repercutió en

los filmes que se rodaron por entonces, ya fuera en clave

irónica, “Bienvenido, Míster Marshall” (1952) de Luis García Berlanga, o

dramática, “Surcos” (1950) de José Antonio Nieves Conde.

Chomski, ayudante de dirección de Emir Kusturica, Luis Puenzo o Jim

Jarmusch, parece haberse contagiado de la precaria situación social y

dirige, con poco presupuesto y, en consecuencia, escasos medios, “Hoy y

mañana”.

Realizada a manera de documental, con muchas de sus secuencias

rodadas cámara en mano, “Hoy y mañana” es un relato cuya cronología

abarca las cuarenta y ocho horas de una joven que ha decidido

independizarse y a la que los problemas de solvencia que le abruman, le

hacen descender a los infiernos a costa de su dignidad, eso sí, con muy

buena rentabilidad.

Alberto Alcázar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:4    Promedio:3.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación