• Por AlohaCriticón

HUMANOIDES DEL ABISMO (1980)

Dirección: Barbara Peeters.

Intérpretes: Doug McClure, Ann Turkel, Vic Morrow, Cindy Weintraub.

El pueblo pesquero de Noyo, dedicado a la captura del salmón, atraviesa por una temporada de escasez. Una compañía conservera intenta convencer a sus habitantes de que con la apertura de la fábrica y los experimentos genéticos de la Dra. Susan Drake (Ann Turkel) para conseguir salmones más grandes estos tiempos de crisis finalizarán.Las consecuencias de dichos experimentos, cuando un pesquero explote en alta mar, causará terror en todo el pueblo tras aparecer los perror muertos y descuartizados y una joven pareja ser atacada por unas monstruosas criaturas.

Una de tantas películas surgidas después del gran éxito “Tiburón” de Steven Spielberg y sus secuelas que el hábil productor de películas de serie B Roger Corman aprovechó, como era habitual en él con presupuestos mínimos y gente de mucho talento, para explotar y competir comercialmente con las grandes productoras en los géneros del terror y ciencia-ficción.

Personalemente es una película que me gusta pero que podría haber estado mejor desarrollada por la interesante temática sobre la manipulación genética de las especies y las posibles consecuencias que ello conlleva. También por la truculencia y la casquería de sus imágenes, sello habitual de las producciones de Corman, caracterizadas también por un buen trabajo en los guiones y por la participación de estupendos profesionales que dieron sus primeros pasos cinematográficos colaborando con el autor de “La pequeña tienda de los horrores”.

La película es un claro homenaje a las producciones de serie B de la década de los 50 como “La Mujer y el Monstruo” de Jack Arnold, en donde el personaje femenino tenía un claro ingrediente atractivo y sexual que despertaba los más nobles sentimientos afectivos de la horrible criatura aplacando su ferocidad frente a la hostilidad de los hombres. Por el contrario, en esta película los monstruos son unas auténticas bestias que no sólo matan para sobrevivir sino que también están empeñados en utilizar a las mujeres para procrear.

En este aspecto cabe destacar que lo mejor de la película, aparte del buen argumento y de las buenas interpretaciones de Doug McClure y Vic Morrov, recae en los excelentes efectos especiales y las criaturas creadas por Rob Bottin (terriblemente asquerosas) y de cómo estas atacan y violan ferozmente a las chicas, entre las cuales se incluye a la Miss Playboy Julio de 1975 Lynn “Theel” Schiller (excelente interpretación en su papel de Peggy Larson), en una de las secuencias de fornicación más impactantes jamás filmadas y sin duda lo mejor y más truculento de esta terrible y espectacular película de terror y ciencia-ficción no recomendada para pervertidos.Rostov

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:19    Promedio:3.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación