• Por Antonio Méndez

juventud-intemperie-cartel-criticaDirección: Ignacio F. Iquino.
Intérpretes: Adriano Rimoldi, Manuel Gil, Mercedes Ayuso, Julián Mateos.

Con guión de Federico de Urrutia (“Las Trompetas Del Apocalipsis”).

Sinopsis

Alberto Torres (Manuel Gil) está enamorado de Susana (Mercedes Ayuso), pero esta solo tiene ojos para Fernando (Fernando León), con quien va a casarse.
Cuando están ambos en un club, Alberto termina herido tras golpear la cabina de teléfonos en el que está discutiendo con Susana. Poco después la muchacha aparece acuchillada.
Alberto es el principal sospechoso de un caso que investiga Torres (Adriano Rimoldi), padre de Alberto y nuevo comisario del distrito.v

Crítica




juventud-intemperie-iquino-criticasEl todoterreno Ignacio F. Iquino produjo y dirigió esta interesante cinta policiaca y social, con trazos proto-cine quinqui.

Iquino sabe crear un ambiente tenso, de constante movimiento, con mucho personaje cruzado en el transcurso de una noche, en la que caben macarras, celosos patológicos, policías de modos contundentes, sexys mujeres y música variada, desde pop o rock’n’roll con el Kroner’s Duo (con Tony Ronald) a flamenco, pasando por canción francesa con Rita Cadillac.

La historia, enredada, se enfoca con un sentido moral sobre juventud delincuente urbana, metida en trapicheos para ir tirando, con poca gana de trabajar, de cierto acomodo, en contraposición de una generación que padeció la guerra.




Aunque sus motivos no son originales, y el enfoque es un tanto trivial, generalizando en su contexto de criminalidad y chulería, su base de cine negro se beneficia de una estética narrativa con tramos excelentes en encuadres enfáticos, primeros planos fluidos en donde entran y salen caracteres, zooms, que ayudan a enturbiar un relato con falso culpable y whodunit.
Su tramo final pierde fuerza, ya que la posible reflexión y el trato íntimo a la trama se vuelca en una acción adocenada con demasiado personaje y una resolución previsible.
No obstante, es una cinta de producción independiente de cierto mérito, subestimada.