• Por Antonio Méndez

las cronicas de narnia cartel poster pelicula

Dirección: Andrew Adamson.
Intérpretes: Georgie Henley, Skandar Keynes, Anna Popplewell, William Moseley.

Película basada en un libro de C. S. Lewis. Con guión de Andrew Adamson (“Shrek 2”, “Las Crónicas De Narnia: El Príncipe Caspian”), Christopher Markus (“Llámame Peter”, “Las Crónicas De Narnia: El Príncipe Caspian”), Stephen McFeeley (“Llámame Peter”, “Las Crónicas De Narnia: El Príncipe Caspian”) y Ann Peacock (“Noches De Tormenta”, “The Killing Room”).

En plena Segunda Guerra Mundial cuatro hermanos llamados Lucy (Georgie Henley), Susan (Anna Popplewell), Edmund (Skandar Keynes) y Peter (William Moseley) descubrirán el mágico mundo de Narnia, en donde se topan personajes fantásticos condenados a vivir en un perpetuo invierno por la Bruja Blanca (Tilda Swinton). Los hermanos se aliarán con el león Aslan para intentar vencer la maldición.

Después de J. R. R. Tolkien, Hollywood adaptó las Crónicas de Narnia de su buen amigo C. S. Lewis, otro fabulador de mundos mágico-fantásticos, urdidor de mitologías con pródiga acumulación de seres ilusorios, referencias espirituales-religiosas (aspecto clave en la Narnia de Lewis), y resonancias de similares universos escapistas de tipología legendaria, algunos puntos convergentes entre los dos autores, quienes compartieron no pocos encuentros y reflexiones.

En esta versión de la Disney, la obra de Lewis es trasladada con orientación familiar por Andrew Adamson, uno de los artífices del éxito del ogro Shrek.

Adamson se muestra fiel al texto de C. S. Lewis en un irregular film acomodado a la grandilocuente adaptación literaria, aunque por lo menos se le intenta añadir a la épica y exigible exposición efectista que traslada el rico contexto físico y humano creado por Lewis, ciertas emociones de carne, hueso y “cegei”, con una trama que pondera valores como el esfuerzo, la determinación, el sacrificio o el auxilio en pos de someter las componendas del mal, siendo Aslan una clara identificación, entre otros muchos paralelismos cristianos que ofertan las novelas de Lewis y esta película, de la figura mesiánica de Jesucristo enfrentada a Satán-Tilda Swinton.

La acción, con una correcta mezcla entre personajes de muy distinta condición (resultando mucho más creíbles los CGI que los propios intérpretes), es revelada en secuencias de algún interés, como el clímax, en un desarrollo con la alegoría de corte cristiano dominando una aventura de escenarios retratados con impactante imaginería, ecléctica banda sonora y un magnífico diseño de producción, ornamentación opulenta dentro de un conjunto sin excesiva resonancia emocional y con arritmias en su dinámica narrativa.

Fichas en AlohaCriticón

Anna Popplewell
James McAvoy
Jim Broadbent
Rupert Everett
Tilda Swinton


C.S Lewis con su gran imaginación, optimismo y gracia nos adentra en un mundo a través de un armario donde la fantasía se hace presente y la madurez esencial; si bien la historia que nos narra este autor en su libro es delicada, pautada y metafórica, más sin embargo esto no es emanado de forma estratégica en la adaptación cinematográfica.

Al filme le ha faltado inventiva, logrando una notoria explotación a los que con ansias esperaban este producto, aprovechándose de la tecnología así como del fetichismo de las personas, lo que convierte a este filme en algo típico de Disney, no obstante esto no se refiere que el producto sea malo, aunque no tiene grandes aspavientos de grandeza, se nota insípido, falto de emociones y de un clímax reluciente, las escenas entrecortadas logran un tempo poco satisfactorio que culmina en los créditos finales.

Los actores poco conocidos nos delatan el porque de su poca fama, de cierto modo los matices emocionales están mal enfocados, los personajes principales son desquiciantes, negativos, se encuentran desequilibrados, esto se deba a la interpretación del cuarteto principal, que lo único que despiertan es cierta incomodidad en el espectador.

Sin embargo Disney ha logrado nuevamente que los niños se sientan especiales, se quieran aposentar al lado de un león, vencer a la típica bruja (en este caso con cargo de nobleza), cruzar ríos y grandes masas de tierra, han hecho que nuestros niños vuelvan a soñar y algunos de nosotros podamos recordar, la buena fama de esta compañía se ha hecho presente, pero siempre bajo la tutela de la explotación.

Si bien las cosas que resaltan en estas películas son las mismas, el escenario apacible, la imaginación que se acopla a la pantalla al unísono, la magia se hace presente, los vestuarios elegantes y algunos soberbios, el afeite impecable, los efectos especiales mesurados, lo suficientemente claros para despertar fantasía sin recurrir a lo ostentoso, el típico toque familiar que pareciese Disney tiene reservado para este tipo de proyecciones, la fachada obligada de los sentimientos cesibles emanados por los personajes.

La narración más parece ser contada por un bardo que por un guionista, más sin embargo nuestro poeta ha fallado en su toque artístico, metafórico y épico, quedan sensaciones de inestabilidad y vacío en el texto, lo que llega a arruinar el glamour y la estética ya antes comentada.

Pero algo falta, es aburrido ver como lo elegante y sugestivo se convierte en una cuestión repetitiva, nos falta innovación, algo que no sólo haga recordar a los adultos su niñez, sino que los hagan vivir con énfasis el recuerdo, logrando no sólo proyectar el pasado al presente, sino también poderlo tocar y degustar no como adulto sino como infante; bien se que el filme va dirigido hacia nuestras generaciones pueriles, más sin embargo el problema principal que afecta a estos productos son los acompañantes de esta generación, los vigilantes de su educación, la gente mayor, que si bien no puede apreciar los toques sensibles de la obra, podrán deleitarse con una sonrisa de su infante.

Esperaremos con optimismo las siguientes entregas las cuales añoraremos no estén bajo la tutela de la explotación del fetichismo y la inocencia.

Lucio Rogelio Avila Moreno

Fichas en AlohaCriticón

Anna Popplewell
James McAvoy
Jim Broadbent
Rupert Everett
Tilda Swinton

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:59    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar