• Por AlohaCriticón

LA FIEBRE (2005)

Dirección: Alessandro D’Alatri.

Intérpretes: Fabio Volo, Valeria Solarino, Massimo Bagliani, Gisella Burinato.

Cuando Mario (Fabio Volo) se está involucrando junto con unos amigos en

levantar una macrodiscoteca, el Ayuntamiento de Cremona le requiere para

suplir la vacante de Faoni (Vittorio Franceschi), un funcionario que se va a

jubilar.

En uno de sus trabajos para el Ayuntamiento, Mario conocerá a Linda (Valeria

Solarino), iniciando con ella una relación que le traerá algunos conflictos

en su entorno más cercano.

Como muchos otros directores contemporáneos, Alessandro D’Alatri inició su

andadura profesional en el sector publicitario para, posteriormente, meterse

de lleno en la creación cinematográfica, aunque también pueda suceder que se

recorra el camino inverso, merced a la fama que se adquiere en el terreno

del largometraje.

Para D’Alatri, “La fiebre” constituye su quinto largometraje, después de

haber cosechado diversos galardones en sus anteriores producciones, sobre

todo en la exitosa “Sin piel” (1994).

Contando como protagonista principal con Fabio Volo, con quien ya trabajara

en su anterior cinta, “Si acaso” (2002), el realizador italiano propone la

historia de una ilusión (levantar un chiringuito de bailoteos y copas) que

se ve abocada al fracaso por culpa de los entresijos municipales y las

desavenencias con sus amistades, intercalando un affaire sentimental en el

que se nota un tanto la deformación como publicista de D’Alatri, autor

igualmente del guión.

Sin embargo, es el pasaje central del enamoramiento de los dos jóvenes y sus

distintas correrías lo que se puede considerar como lo más destacable y la

fase que mejor funciona en el desarrollo de “La fiebre”.

Por otro lado, tanto Volo como el resto del elenco que le acompaña están

correctos, llamando la atención Gisella Burinato, habitual en las películas

de Marco Bellocchio, y Arnoldo Foà, otro veterano que dejó su talento en una

de las secuencias de “Gente de Roma” (2003) de Ettore Scola.

Vuelta pues a la comedia italiana aderezada con música de Celentano y Verdi

y salpicada con fragmentos literarios de Derek Walcott.

Alberto Alcázar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:2    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar