• Por Antonio Méndez

ironia-dinero-poster-sinopsisDirección: Edgar Neville y Guy Lefranc.
Intérpretes: Fernando Fernán Gómez, Antonio Vico, Irene Caba Alba, Pedro Porcel.

Con guión de Edgar Neville (“El Último Caballo”).

Sinopsis

Película compuesta por cuatro episodios:
En Sevilla un limpiabotas vago, llamado Frasquito (Fernando Fernán Gómez), al que reprochan su malestar económico por su holgazanería, encuentra en la calle una cartera llena de dinero, con la que, entre otros gastos, invita a comer a una joven turista francesa (Cécile Aubrey).
En una estación de tren francesa regenta un quiosco Margot (Jacqueline Plessis), gustosa de flirtear con hombres al margen de su marido (Henri Vilbert) y siempre con el dinero como fin para mejorar su vida. Uno de ellos es Antonio Granier (Philippe Lemaire), quien ha perdido una maleta llena de dinero derivado de un asunto de drogas.
En la ciudad de Salamanca, un gris oficinista llamado Sebastián (Antonio Vico), maltratado por su dominante esposa, Estefaldina (Irene Caba Alba), encuentra una cartera llena de dinero. Sebastián quiere devolverla, pero su mujer no. En ese momento les toca el gordo de la lotería…
Plaza de Las Ventas, Madrid. Un humilde agricultor intenta convertirse en torero, “El Hambriento De Cuenca” (Antonio Casal), pero no tiene talento para la tauromaquia. Todo lo contrario que “El Niño De La Suerte”, un joven torero que ha encontrado una cartera y la ha escondido en la enfermería de la plaza.

Crítica




ironia-dinero-fernan-gomez-edgar-neville-foto-criticaCon Pedro Porcel como introductor de las historias desde Madrid, Edgar Neville creó (con dirección de Guy Lefranc en el episodio que transcurre en Francia) esta película episódica con el dinero como clave en la actuación de sus protagonistas y un fin de ironía del destino, en tono positivo, a los cuatro relatos.

Las mejores historias son la que transcurre en Sevilla y la de Salamanca.
En la primera, humor con trazo neorrealista, Fernando Fernán Gómez es un limpiabotas andaluz que quiere limpiar lo ya limpiado y le cuesta pasar el cepillo a las botas altas. Un vago un tanto estoico. A su lado está la francesa Cécile Aubrey, posteriormente escritora de novelas infantiles, entre ellas “Poly”, la historia del pony maltratado en el circo.
Tiene, como todos los episodios, un catálogo de personajes peculiares.. entre ellos Antonio Riquelme como mendigo tuerto… y un término adecuado.




El de Salamanca enfrenta de manera magistral a Antonio Vico, marido apocado, timorato, con Irene Caba Alba, esposa aguerrida, con fuerte carácter, autoritaria… que incluso le arrea unas sonoras guantadas.
La historia tiene tensión y se resuelve de forma original.
Irene falleció pocos años después del estreno del film.

Las otras dos tampoco están mal.
La francesa se resuelve con gracia tras un entramado criminal-extramatrimonial narrado con agilidad, y la de los toreros, la más previsible en su conclusión, crea un ambiente lleno de viveza manejado con detalle y presteza por su autor. En este episodio, con Rafael Alonso como apoderado de “El Niño De La Suerte”, aparecen asistiendo a la plaza, en imágenes de archivo, Carmen Sevilla y Ernest Hemingway.

Fichas en AlohaCriticón

Fernando Fernán Gómez
Rafael Alonso
Antonio Riquelme