• Por AlohaCriticón

la isla cartel critica movie review island
Dirección: Michael Bay.
Intérpretes: Ewan McGregor, Scarlett Johansson, Sean Bean, Djimon Hounsou.

Con guión de Alex Kurtzman (“Transformers”, “La Leyenda Del Zorro”), Roberto Orci (“Transformers”, “La Leyenda Del Zorro”) y Caspian Tredwell-Owen (“Amar Peligrosamente”).

Mediados del siglo XXI. En un planeta devastado tras un desastre ecológico, Lincoln Eco-Seis (Ewan McGregor) reside en una comunidad con una existencia totalmente controlada. La esperanza de lo s habitantes de esta comunidad para mejorar sus vidas es ser elegido, mediante un sistema de lotería, para ir a habitar una paradisíaca isla. La percepción existencial de Lincoln se verá alterada cuando descubra que todo es un engaño y que él realmente es un clon, solamente utilizado para proporcionar órganos a las personas originales que residen en el mundo real. En ese momento intentará escapar y alcanzar el mundo exterior en compañía de un clon femenino llamado Jordan Delta-Dos (Scarlett Johansson).

Michael Bay en solitario, tras aprender y aprehender junto a Jerry Bruckheimer la esencia de su espectáculo épico-palomitero donde se laxa la neurona y se excita la serotonina y la adrenalina, pulsando el ritmo con dinamismo y ruidismo en narrativas de expresión ampulosa y aparente.

Este thriller futurista, con el manido concepto de la distopía a lo George Orwell o Aldous Huxley como asiento de la trama, se centra en la preocupación contextual por el tejemaneje de la clonación humana y la experimentación genética, además de en el hurto de ideas e imaginerías de otras películas previas de intrigas de ciencia-ficción, como “La fuga de Logan” o “Coma”.

Ewan McGregor juega el papel de héroe envuelto en trama de tono epopeya existencial apocalíptica de “cuidado que a la raza humana le quedan dos días y va pero que muy mal”, algo así como los títulos de culto protagonizados por Charlton Heston a finales de los 60 y comienzos de los 70, estilo “El planeta de los simios”, “El último hombre… vivo” o “Cuando el destino nos alcance”.

Scarlett Johansson aporta al lado del héroe su palmito ya que su presencia es puramente funcional en un film que parte de la perspectiva de McGregor.la isla the island scarlett johansson ewan mcgregor movie review

La película está desarrollada de manera más o menos correcta, sutil y controlada en los límites permisibles para el arte masturbatorio de Michael Bay (¡control, control!), lo que parece algo extraño, la verdad, ya que por fin parece interesarle la historia y el devenir psicológico de los personajes más que la fanfarria y la digresión aburrida y descontrolada en pos de aquella.

Pero claro, al final y con la ayuda del guionista Caspian Tredwell-Owen, la naturaleza de cada uno es la naturaleza de cada uno, respetable, eso sí, y Bay no puede reprimir sus ansias seminales y excesivas y todo explota, (ni control, ni psicología, ni aspectos morales ni filosóficos, ni leches…¡me cansé!…no, Michael, no…¡me cansé!) en una bacanal orgiástica, que aunque no alcanza momentos previos en su trayectoria, perjudica el buen tacto que había mostrado con anterioridad en hilvanar la narración en base a los caracteres y temas abordados, logrando plausibles actuaciones de su elenco interpretativo, que además de McGregor y Johansson, incluye a Steve Buscemi o a Sean Bean.

Fichas En AlohaCriticón

Michael Bay
Ewan McGregor
Scarlett Johansson
Sean Bean
Steve Buscemi


En el año 2019 la población de la Tierra ha quedado considerablemente reducida a causa de un evento solo conocido como “la contaminación”, los sobrevivientes viven en un fortaleza en la cual sus vidas son contraladas rigurosamente, su salud, sueños, comportamiento, proximidad con miembros del sexo opuesto y actividades, entre estos sobrevivientes esta Lincoln Seis Eco (Ewan McGregor) un “niño problema” que gracias a su curiosidad y comportamiento inquieto descubrirá la verdad de su situacion y junto con su amiga Jordan Dos Delta (Scarlett Johansson) intentaran escapar y ayudar a aquellos cuya vida y libertad se encuentra en peligro.

Michael Bay se a caracterizado, en resumidas cuentas, por ser el director que a todos los críticos les encanta odiar, sus peliculas (hechas siempre en compañia de su amigo Jerry Bruckheimer a excepcion de esta) siempre han sido fracasos de crítica aunque grandes éxitos de taquilla, puede ser que la única excepción sea “La Roca”.

Con “La Isla”, Michael Bay se reivindica, por lo menos un poco, los primeros 50 minutos de esta película es lo mejor que le ha pasado a Bay en su vida, con una direccion de arte muy acertada y una narrativa ingeniosamente armada, entendible pero no por eso simple, Bay nos introduce a este mundo y a sus personajes apoyado por las buenas interpretaciones de sus dos protagonistas, o mas bien gracias al carisma de ellos, ya que en una pelicula como esta no existe mucho de donde armar una GRAN actuacion, es gracias a todo esto y a dialogos inteligentes (imagínense eso en una pelicula de Bay………¿”Armageddon” inteligente? JAJAJAJA) que la película crea una expectativa de que algo bueno puede salir de todo esto.

Desgraciadamente en el momento en que los protagonistas, el espectador y Bay se dan cuenta de que esa etapa tan interesante de la historia ya se terminó, todo se va al demonio, el director no puede controlar su impulso para hacer explotar cosas……y aaah como explotan cosas, para empezar esta la obligada persecución automovilistica Bay-iana, ¿bien hecha?, sin duda, ¿emocionante? no tanto, ¿original? para nada, por suerte estan esas motos voladoras para poner algo de singular en una pelicula cuyas escenas de accion son redundantes y poco inspiradas, es la primera vez en una película de este tipo, que la escenas de acción son lo menos interesantes .

Naturalmente cuando todo empieza a explotar la trama pasa a un segundo plano y todo se vuelve predecible y no muy emocionante, con alguno que otro diálogo o situación destacable, como mencione el trabajo actoral de los protagonistas es agradable gracias a su carisma asi como la presencia de Steve Buscemi como el personaje mas humano en la pelicula, desgraciadamente no se puede decir eso de Sean Bean y Djimon Hounson, el primero está en su papel clásico de malvado, los que ya lo han visto en esta clase de papeles saben que eso no es necesariamente algo malo, pero sí carente de algo original, en cuanto a Hounson, ese si fue un desperdicio total, hacer que los diálogos de un buen actor consistieran en su mayoria a decir la misma oración dos veces ( move out, move out o let’s go, let’s go….etc.) es francamente desesperante y su personaje no sale bien librado ni siquiera al final.

Al final pareciera que uno fue a ver dos pelíóulas con la misma trama pero con un trato completamente distinto, si Bay hubiera continuado en la dirección que tomó los primeros 50 minutos esta hubiera sido una de las mejores peliculas de ciencia ficcion de este siglo que esta comenzando, asi como ésta, se queda en un película interesante, que pudo haber sido mas y que se hunde en los cliches de su director, a pesar de todo le doy una calificación buena ya que la trama esta bien pensada y es un tema interesante para la época en la que vivimos, solamente no se dejen llevar por la pirotecnia que muestra.

Daniel Montiel


Clonación, un término constantemente discutido en la vida cotidiana, distintas personalidades cuyos bolígrafos influyen en la sociedad son aquellos que se encargan de acreditar y desacreditar dicho proceso, las constantes contradicciones se hacen notorias según el transcurso del tiempo, aún se recuerda cuando los científicos clonaron a una oveja creando una gran algarabía, después de este acontecimiento distintos doctores, investigadores y ensayistas se dieron a la tarea de cuestionar dicho concepto, a tal grado de hacerse preguntas simplemente confusas, como, ¿qué es clonación? o ¿qué es un clon?.

Como apertura se debe saber que clonación es la acción que da como producto a un clon, para que el entendimiento sea claro, es necesario mencionar los dos conceptos de “clon” más frecuentes en la ciencia; primordialmente tenemos el concepto más usual, un clon es un conjunto de células u organismos genéticamente idénticos, originado por reproducción asexual a partir de una única célula u organismo o por división artificial de estados embrionarios iniciales, sin embargo más acá o más allá de este concepto existe la realidad de la fecundación, la cual sostiene que un clon es un estirpe celular o una serie de individuos pluricelulares nacidos de esta, este concepto avala que una clonación es aquello que se da en la unión de un óvulo y el espermatozoide parental.

Ahora, entrando en el trabajo de Michael Bay titulado “La isla” es prudente decir que el concepto de clonación se nota desaprovechado, pues en verdad no se enfoca en su concepto de clon o el procedimiento que se lleva acabo para poder crearlo, al contrario, los guionistas se encargan de hilar una trama que conlleva al propósito de dichos clones, saltándonos el proceso, la creación y remontándonos a la razón, creando una trama de ficción que se presenta de manera amena y agradable, cosa que en su desarrollo no se conserva, de cierto modo el filme se divide en tres ramos, en primera tenemos el paradisíaco refugio contra la contaminación, usando un sentido de reclutamiento, el cual no es muy original en estos días, de esto el público puede percatarse de que algo anda mal en cuanto al viaje hacia la isla, conforme la sospecha aumenta los espectadores pueden crear su propia versión de lo inesperado, la verdadera sorpresa será cuando vean que han acertado, en verdad las razones del director son demasiado obvias, su mensaje es latente y su determinación es loable, pero su desarrollo no lo es tanto, pues conforme se le va acabando el material de la clonación su historia comienza a divagar entre los grandes escenarios con exceso de pólvora, los cuales por desgracia no constan de mucha originalidad, auque sea rescatable el muestreo de tecnología que deja un buen sabor de boca.

Es aquí dónde se encuentra la segunda parte del filme, la persecución, la posible solución y las situaciones estereotipadas que van perdiendo credibilidad, como lo son: no confíes en nadie, el malo que se hace pasar por bueno, ¿Quién es el gemelo maldito?; ¿acaso nos salvaríamos de la típica discusión entre dos personas cuyo físico es idéntico?, cuando cada uno de ellos asegura ser el auténtico progenitor, sin embargo la trama parece ir aterrizando después de grandes turbulencias, sin embargo el aterrizaje no es muy simple que digamos, como es previsto la trama necesita atar ciertos cabos, es entonces cuando entra la tercera etapa de la película, el bien contra el supuesto mal, el héroe que salva el día y libera a los oprimidos, sin duda alguna sabíamos que esta escena tenía que suceder, según la nacionalidad del director, sin embargo el filme no termina de cuajar, su concepto de clonación queda indiscutiblemente desperdiciado, las razones de la existencia de los clones se queda en un segundo plano y el final queda en una bella realidad basada en lo onírico, sin contar algunas incongruencias que son fácilmente apreciables.

Es decir, que las producciones norteamericanas se han convertido en una constante rutina de estereotipos bien cimentados, que se van cumpliendo de manera constante y predecible, claro que es bueno decir que al menos este tipo de productos entretiene y no decae ante un tempo abrumador, además de que se conjuga de manera loable y atrayente con un mensaje, creando no sólo un filme comercial, sino también crítico hacia la sociedad, puesto a que ciertos tópicos se muestran de modo interrogatorio, al cuestionar los motivos de la clonación, sin embargo dicha critica no está bien patentada (por carecer de un concepto fijo de clonación y clon) y por tal razón no golpea al público con el énfasis necesario.

Remontándonos a las actuaciones, se ha de mencionar que son aceptables y es esto lo alarmante, hoy en día los actores se encargan por hacer un trabajo aceptable pero no trascendente o impactante, ciertas actuaciones no disgustan, pero tampoco sorprenden, perdiendo el impacto que conllevaba ver a actores como los son Ewan McGregor, Michael Clarke Duncan o Sean Bean, sea el actor más que aceptable, adecuado en su papel, sin embargo el guión no les ayuda mucho, y sus diálogos con referentes a los disturbios de la clonación no son muy destacados, asegurando que el guión no es su mayor virtud, pero tampoco su mayor defecto.

Para terminar, debo mencionar que a pesar de ser una idea de loable procedencia, para aquellos que saben de ciencia, esto no es más que ficción.

Lucio Avila

Fichas En AlohaCriticón

Michael Bay
Ewan McGregor
Scarlett Johansson
Sean Bean
Steve Buscemi

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:148    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar