• Por Marta Canacci

la-leyenda-de-tarzan-cartel-peliculasDirección: David Yates.
Intérpretes: Alexander Skarsgard, Margot Robbie, Samuel L. Jackson, Christoph Waltz.

Película basada en un personaje literario creado por Edgar Rice Burroughs. Con guión de Craig Brewer (“Black Snake Moan”, “Footloose 2011”) y Adam Cozad (“Jack Ryan: Operación Sombra”).

Sinopsis

Tarzán (Alexander Skarsgard) abandona su vida en Londres para volver a la selva e investigar las actividades de una compañía minera.

Crítica

David Yates, director de algunas películas de “Harry Potter”, nos presentó en este film a un Tarzán civilizado, el caballero Lord Greystoke que recibe en Inglaterra una invitación del rey de Bélgica para regresar al Congo. Tras una primera reticencia, el viaje termina emprendiéndolo junto a su esposa Jane y un representante de los Estados Unidos con los objetivos de ayudar a la tribu de nativos con los que creció y de reencontrarse con su “hermano gorila”. Todo resulta ser una trampa de Léon Rom, cruel emisario del monarca belga que pretende secuestrarlo y entregarlo a un jefe tribal para apropiarse de unas minas de diamantes.

la-leyenda-de-tarzan-foto-criticasEsta historia de ambición, reencuentro y lucha de poder se narra en paralelo con flashbacks que definen las particularidades y características físicas y de personalidad del protagonista en su niñez y adolescencia, lo que provoca el progreso lento de la aventura en presente.

El film adopta un tono grave, triste. Pretende conceder profundidad a los personajes, sin conseguirlo. Hay exotismo en los escenarios, mucho empleo del CGI, imágenes en tonos sepias… pero no se aprovecha la potencialidad del paisaje selvático. Todo es previsible, tópico.

El nuevo Tarzán (Alexander Skarsgard) y la nueva Jane (Margot Robbie) no aportan nada especial. Son tan guapos como inexpresivos; no funciona su sofisticación en clave mustia, parecen caracteres de un drama romántico de Danielle Steel. El personaje de Samuel L. Jackson se crea como impulsor de la aventura y como recurso cómico de la historia, pero no cuaja en un conjunto insustancial.

El guión trata de contextualizar históricamente la explotación colonial, la apropiación de un país como botín de guerra, centrándose en el factor humano, pero cae en inconsistencias y subtramas innecesarias sin desarrollo. Yates busca la espectacularidad en la acción, pero imitando más a los superhéroes Marvel que al personaje clásico de Tarzán.

Es una película sin alma, echándose en falta mayor fondo en personajes que vayan más allá de la pomposidad y el artificio en emociones.

Fichas en AlohaCriticón

Alexander Skarsgard
Margot Robbie
Samuel L. Jackson
Christoph Waltz
Jim Broadbent