• Por AlohaCriticón

the fly la mosca cartel poster

LA MOSCA (1986)

Dirección : David Cronenberg.

Intérpretes: Jeff Goldblum, Geena Davis, John Getz, Joy Boushel.

Película basada en un relato de George Langelaan. Con guión de Charles Edward Pogue (“Muerto Al Llegar”, “Psicosis III”) y David Cronenberg (“Rabia”, “Videodrome”).

El científico Seth Brundle (Jeff Goldblum) conoce en una fiesta a la periodista Veronica Quaife (Geena Davis). Poco después le invita a visitar su hogar para enseñarle las cápsulas de teletransporte de materia que ha ideado y que pueden revolucionar el mundo para siempre. Los resultados de sus experimentos con objetos inanimados han sido positivos. Tras estos éxitos intentará probar con seres vivos. Primero con un mono y después con él mismo.

Jeff Goldblum y Geena Davis (se conocieron rodando la comedia “Transilvania 6-5000”) eran pareja sentimental en la vida real en la época en la que David Cronenberg filmó esta adaptación (muy pero que muy libre) del relato “La mosca”, texto que escribió en los años 50 George Langelaan y que fue llevado a la pantalla también en la misma década Kurt Neumann al cine de una manera mucho más fiel a su raíz literaria que la de Cronenberg, que poco o nada tiene que ver con el relato. Seguro que muchos que comparan ambos films (totalmente diferentes en su tratamiento) no han visto la versión de Neumann y mucho menos han leído a Langelaan.

Mientras en la cinta de Kurt Neumann se opta por acentuar el aspecto psicológico de la situación enrarecida con momentos atmosféricos de angustia familiar, en esta película Cronenberg se regocija en la explotación (para goce del espectador mas joven y/o impresionable) con efectos especiales en la muestra (siempre es mucho más interesante el poder de sugerencia que la simple exhibición) de la transformación física progresiva del personaje central en un ser híbrido entre mosca y humano. the fly la mosca review critica

Con ello convierte el thriller de ciencia-ficción psicológico apuntado en sus primeros pasos (con una introducción rapidísima en el meollo científico) en una monster movie romántica con algún vago apunte alegórico sobre el declive físico (sea cual sea la causa) y el daño que puede causar el descontrol científico, además del añadido de un culebronesco triángulo sentimental (con embarazo incluido), cuyos personajes, al margen del de Seth Brundle, no poseen demasiado cuerpo.

La película, que incide en la obsesión de maleabilidad corporal de Cronenberg, posee una excelente interpretación de Goldblum en la cima de su carrera, un gran trabajo en el maquillaje por parte de Chris Walas y Stephan Dupuis, un sugestivo escenario, y algunos momentos visuales de impacto (una mirada lánguida del “monstruo” desde la azotea recuerda incluso al aislado y deforme Quasimodo en “El jorobado de Notre Dame”, por no hablar de, en la relación amorosa, de retazos de “El jorobado…”, “La bella y la bestia” o “King Kong”).

La trama es motorizada por el usual asunto de científico excéntrico o genio incomprendido que fracasa, con resultados funestos, en un experimento ambicioso que accidentalmente condiciona para siempre su existencia.

Fichas En ElCriticón-AlohaCriticón

David Cronenberg

Jeff Goldblum

Durante una fiesta, el científico Seth Brundle (Jeff Goldblum) conoce a Veronica Quaife (Genna Davis), periodista que, en busca de una exclusiva para su editor Stathis Borans (John Getz), acepta la propuesta de Brundle para acompañarle hasta su lugar de trabajo y mostrarle un revolucionario invento, la teletransportación.

A partir de ahí la relación de trabajo entre Brundle y Quaife, de la cual debería salir un libro en base a los progresos de su descubrimiento, se convierte en una relación amorosa que despierta los celos de Borans, provocando con ello un terrible desenlace de inimaginables consecuencias para Brundle, quien hace uso de su cuerpo para poner a prueba su invento y arriesgando su vida en ello.

Magnifico remake del clásico de ciencia-ficción dirigido en 1958 por Kurt Newmann y protagonizado en su momento por el gran Vincent Price, y basado en un relato del escritor francés George Langelaan, el director de origen canadiense David Cronenberg aceptó dirigir para Mel Brooks tras sus discrepancias con Dino de Laurentiis al no poder hacerse cargo de poder filmar “Desafio Total”, película que finalmente acabo en manos de Paul Verhoeven.

La película es una clara alegoría al proceso degenerativo de las enfermedades que como el cáncer y el SIDA hicieron estragos en plena década de los 80 y que por desgracía hoy en día continua vigente en el mundo entero con la muerte de miles de personas, algo que esta presente en buena parte de la filmografía del director canadiense en sus primeros títulos comerciales.

“La metamorfosis” de Frank Kafka y el hecho de que el padre de David Cronenberg contrajera una enfermedad degenerativa durante su niñez, fueron inspiraciones para un autor que dota al film de un estilo autobiográfico en su desarrollo, ya que incluso el protagonista de esta terrible historia sufre en sus propias carnes el mismo y terrible proceso degenerativo genético, en base a un guión escrito por el mismo Cronenberg en colaboración con Charles Edward Pogue, quien evitando el plagio a la anterior obra (basada en un relato de Langelaan) y haciendo una aproximación más realista en base a un cierto rigor científico, Cronenberg consigue con esta película hacer su obra maestra, llegando a superar a la película original aportando mucha verosimilitud a la historia.

En este film también podemos contemplar al propio Cronenberg interpretando un pequeño papel de médico ginecólogo que practica un aborto a la periodista protagonizada por Geena Davis.

Se trata de una película para reflexionar sobre los peligros que entraña el uso de una tecnología experimental donde la degeneración no sólo esta presente físicamente con el deterioro de la carne, también lo es mentalmente cuando en este proceso irreversible la locura llega hasta su extremo más violento, cuando las desgracias no vienen solas, sino que se producen como una inevitable reacción en cadena con un dramático desenlace.Rostov

Seth Brundle es un joven científico. Una noche, en una convención de

ciencia, conocerá a la reportera Verónica Quaife, a la que le presentará su

nuevo proyecto, la “teleportacion”. Que consiste en transportar objetos de

una cabina llamado “telepod” hacia otra de las mismas. Brundle y Verónica

iniciaran una relación sentimental. Una discusión entre Verónica y su ex

novio y editor Stathis Borans encenderá los celos de Brundle, razón por la

que se internará en uno de los telepods sin tener conocimiento de que una

mosca ingreso con él.

Remake que supera con creces al original de 1958, dirigido por Kurt Neumann

y que contaba con la participación del gran Vincent Price.

En esta ocasión, la dirección esta a cargo del rey del terror quirúrgico, el

inefable pero interesante cineasta canadiense David Cronenberg, quien

imprime su particular visión, reescribiendo el guión de Charles Edward

Pogue, y dotando, como no, del ya usual leitmotiv de su filmografía, una

búsqueda que sobreviene a la destrucción de la identidad, mental o física;

quien en esta ocasión encarna un sobrio Jeff Goldblum, un joven científico

que dedica su vida a la “teleportacion” y que debido a su imprudencia al

usarlo se fusionará genéticamente hasta transformarse gradualmente en un

repulsivo insecto, emanando compasión y empatía, antes e incluso durante la

espantosa visión final de su nuevo ser.

Otras intervenciones de gran importancia son las de John Getz y Geena Davis,

esta última consigue una dramática y verosímil encarnación como la

horrorizada novia del científico.

Dentro de las muchas virtudes que hacen de la mosca una de las mejores

muestras de horror y ciencia ficción, están la imprescindible labor en

maquillaje y efectos visuales de Chris Walas y su equipo, trabajo por el que

seria galardonado en los Oscar; asi como una magnifica banda sonora de

Howard Shore, habitual colaborador de Cronenberg.

Un imperecedero y rotundo clásico, que significó el mayor éxito comercial de

su director, alguien que hace de lo grotesco un arte.Pierluigi Puccini

Fichas En ElCriticón-AlohaCriticón

David Cronenberg

Jeff Goldblum

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:42    Promedio:4.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar