• Por AlohaCriticón

team america la policia del mundo cartel criticaTEAM AMERICA, LA POLICÍA DEL MUNDO (2004)

Director: Trey Parker.

Intérpretes: Película de animación.

El Team América es un comando formado por un puñado de hombres y mujeres

entrenados para matar y poder mantener al mundo libre de las amenazas del

terrorismo internacional. Cuando se enteran de que un dictador malvado

planea un ataque masivo, el Team América reclutará al actor Gary Johnston,

para que se pueda infiltrar en los círculos terroristas y desmantelar el

ataque desde dentro.

“Team América” es la nueva película del dúo formado por Trey Parker y Matt

Stone, creadores de la gamberra serie de animación televisiva “South Park”,

de la que ya hicieron un film en su momento. Previamente habían trabajado en

imagen real en “Orgazmo”. En esta ocasión, se sacan de la manga una película

hecha con marionetas que se burla descarnadamente de la política y el

terrorismo internacional.

En una época en la que se impone la ideología bienpensante en una sociedad

hipócrita y cobarde, resulta en cierto modo reconfortante el comprobar que

existe gente dispuesta a meter el dedo en el ojo de lo políticamente

correcto, y dejar a la altura del betún los tejemanejes que tienen lugar en

nuestro mundo, al fin y al cabo, pura fachada sin sustancia.

Ayudándose de unas marionetas con hilos bastante visibles, Parker y Stone,

parodian en primer lugar las producciones de Jerry Bruckheimer (La Roca,

Pearl Harbor,etc), usando todos los tópicos que uno puede ver en las cintas

de acción que apadrina este señor (la música apocalíptica, personajes de

trazo único, amoríos y sentimentalismo de medio pelo…). Mediante la forma

de este tipo de películas, asistimos a una deformación de la situación

política internacional, con un grupo de americanos dispuestos a guerrear lo

que haga falta en nombre de la libertad, una ONU pusilánime y un grupo de

actores creyendo que son los adalides de la libertad de pensamiento. Así

pues, Parker y Stone no dejan títere con cabeza, dando cera a diestro y

siniestro, como debe ser.

Los que sean fans del “toque Lubitsch”, del humor fino y la sugerencia, más

vale que no se acerquen a ver la película, puesto que sus creadores optan

por la sal gorda y cuanto más brutalidades mejor (veáse la vomitona de una de

las marionetas), algo que no cogerá sorprendidos a los que hayan seguido los

anteriores trabajos de Parker y Stone. Resulta reconfortante comprobar que

queda gente dispuesta a tocar las narices al personal, a oponerse al

pensamiento único y a tomarse la política internacional como lo que es: una

serie de tontos jugando a los soldaditos.

Sin embargo, por ser un film hecho a base de gags, no es una cinta que quede

muy grabada en el subsconciente mucho tiempo después de verla, lo que la

hace perder algo de efectividad, pero tampoco creo que Parker y Stone

pretendieran eso, quizás demostrar una vez más lo absurda que es la

realidad. Con todo lo que por aquí se dice del cine yanqui, yo quisiera ver

un día una película española con esta carga de mala leche y capacidad de

autocrítica sobre un atentado ocurrido en ciertas estaciones de tren, a ver

quien tiene narices de hacerla.David García

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:5    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar