• Por AlohaCriticón

LA SEMILLA DE CHUCKY (2004)

Director: Don Mancini.

Intérpretes: Brad Dourif, Jennifer Tilly, Hannah Spearritt, Billy Boyd.

Glen, un muñeco huérfano al servicio de un ventrílocuo de circo, intenta hallar a sus padres, Chucky y Tiffany, viajando a Hollywood para resucitarlos tras advertir que se prepara una película sobre sus correrías sanguinarias, la cual será protagonizada por Jennifer Tilly, la actriz favorita de Tiffany.

Don Mancini fue el guionista creador de este simpaticón muñequito llamado Chucky, de claro semblante piquerasiano, el cual surgió por primera vez a finales de los años 80 en un título dirigido por Tom Holland, realizador que había debutado como director con la interesante e inusual película de vampiros “Noche de miedo”.

En esta enésima secuela, sustentada, como toda la serie, en el tradicional asunto dentro del cine de terror como es la dotación de vida a un objeto inanimado vinculado al mundo infantil, veremos a Chucky dando la paliza de nuevo ahora con toda la prole y con base para un encuento generacional.

El guión es caprichoso y lleno de huecos, la conducción narrativa de corte amateurística, con un mal y antojadizo empleo de los puntos de vista, el tono de la película es básicamente humorístico, con apuntes paródicos y autoparódicos, pero escasamente creativo y muy plano, poco divertido.

El terror, fundamento originario de esta serie, no aparece por ningún lado, y el film, cuya principal mérito, algo habitual en estos productos que deberían ir directamente al mercado del DVD, es no tomarse en serio en ningún momento ni trama ni personajes, no logra entretener en demasía a no ser que se tenga excesivo cariño al muñeco de marras y se aprecien, como purga camp, las variadas referencias cinéfilas, como al director Ed Wood Jr., o la aparición estelar de John Waters, un confeso admirador de la serie, algo tampoco nada sorprendente.

Enlaces

Jennifer Tilly

El director Don Mancini (guionista de la saga Muñeco Diabólico), se pasa a

la dirección y nos trae en 2004 una nueva entrega de esta saga de terror,

la quinta.

En esta ocasión los muñecos están trabajando en Hollywood haciendo

peliculas, pero su hijo (áquel que tuvieron al final de “La Novia de

Chucky”) escapará de su perverso dueño que lo explota en su espectaculo,

en busca del amor paterno. (En un claro guiño a “Pinocho”).

Debo reconocer que la quinta entrega es algo inferior a la excelente “La

Novia de Chucky”, dirigida por Ronny Yu (Freddy vs. Jason) que dejó el

listón muy alto. Pero sin embargo, superior a la tercera entrega.

El director nos divierte realizando una parodia del mundillo de Hollywood,

con esa Jennifer Tilly que se autoparodia a si misma como actriz en

decadencia, y dispuesta a vender su cuerpo por conseguir un papel. Pero en

su camino se cruzarán los terribles muñecos dispuestos a volver a ser

humanos.

Lo mejor: La autoparodia de Jennifer Tilly como estrella en decadencia,

ella es la absoluta protagonista de la peli. (ya que en “La novia de

Chucky” sólo nos deslumbraba en el primer tercio de la peli).

El guiño a “El Resplandor”.

Lo peor: La identidad sexual de su hij@ Glenn, y todos los chistes que de

ello derivan. El final se precipita demasiado.ChuckyGoo

Enlaces

Jennifer Tilly

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:37    Promedio:3.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar