• Por AlohaCriticón

la vida futura things to come cartel poster

LA VIDA FUTURA (1936)

Dirección: William Cameron Menzies.

Intérpretes: Raymond Massey, Edward Chapman, Ralph Richardson, Margueretta Scott.

En las Navidades de 1940 Europa entra en guerra y la ciudad inglesa de Everytown sufre las consecuencias de ello. El conflicto se prolonga durante décadas hasta el punto de que entre 1966 y 1970 los supervivientes de esta población padecen los efectos directos de la plaga “la enfermedad errante”, la cual acaba matando a los que caen infectados. En el año 2036, una vez terminada la guerra y reconstruida Everytown, el primer vuelo tripulado hacia la Luna puede provocar un nuevo conflicto ante la diferencia de aquéllos que defienden el progreso frente a los que se oponen a ello.

Si “Metrópolis” (1924) de Fritz Lang supuso una revolución dentro del género de la ciencia-ficción como máximo exponente del cine alemán mudo de entreguerras y, en consecuencia, sobre la sociedad alemana de la época, “La vida futura (Things to Come)” podría ser su equivalente británico dentro del cine sonoro en ese mismo periodo.En mi opinión se trata de una película muy poco valorada y por desgracia olvidada con el paso del tiempo.

Tal olvido es injusto ya que se trata de un magistral título basado en la novela “The Shape of Things to Come” de H.G. Wells, y de una de las mejores películas realizadas en una época en la que el género no era excesivamente pródigo. Además su autor, Wells, de manera profética acierta, por así decirlo, con el pronostico de una guerra mundial que, por fortuna, no se vio reflejada en lo mostrado en el desarrollo de esta película.

“La vida futura” está dividida en tres periodos cruciales durante casi un siglo en un lugar llamado Everytown. Por desgracia, el país en el cual se encuentra ubicada esta villa padece una guerra mundial que se prolonga durante décadas. La mencionada ciudad es arrasada por un bombardeo, poniendo así de manifiesto de un modo muy gráfico y folletinesco (muy propio de la época), lo absurdo de la estupidez que es la guerra en sí misma, y más aún la de los hombres que la llevan a cabo. Incluye también en el periodo del futuro, en el que supuestamente se han superado las diferencias para erradicar el conflicto y convivir en paz, armonía y progreso sin ningún tipo de enfrentamiento armado en una reconstruida Everytown subterránea en el año 2036, un escenario brillantemente fotografiado por Georges Périnal, con el uso de excelentes decorados de Vicent Korda y Lazlo Mololy-Nagy, y efectos visuales obra de Ned Mann, Edward Cloman, George J. Teague, W.Percy Day y Peter Ellenshaw.

Sin duda se trata de una obra muy vanguardista y adelantada a su época, cuyo valor narrativo y cinematográfico, con un estilo visual típico de los seriales cinematográficos del momento, ha inspirado a bastantes series y películas, entre ellas “Sky Captain y el mundo del mañana” (2004) de Kerry Conran.Rostov

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:7    Promedio:4.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar