• Por AlohaCriticón

LAS HERMANAS ENFADADAS (2004)

Dirección: Alexandra Leclère.

Intérpretes: Isabelle Huppert, Catherine Frot, François Berleand, Brigitte Catillon.

Louise (Catherine Frot) se dirige a París para tener una entrevista con una

editorial a la que remitió un relato para su posible publicación. En la capital

francesa le espera su hermana Martine (Isabelle Huppert), que le brindará

el alojamiento hasta su regreso. Sin embargo, del encuentro entre las dos

hermanas no tardarán en saltar chispas debido a la divergencia de sus

caracteres.

“Es ya un lugar común constatar el escaso genio cómico del cine francés.”

Hace unos cincuenta años, André Bazin exponía su opinión acerca de la

comedia que se realizaba en su patria.Se podría afirmar, unos lustros

después, que el aserto sigue siendo válido y, para corroborarlo, qué mejor

muestra que “Las hermanas enfadadas”, primer largometraje con tintes

autobiográficos de la realizadora francesa, Alexandra Leclére.

Muchos ejemplos tenemos, relativamente recientes, para ratificar la máxima

de uno de los fundadores de “Cahiers du Cinéma”: “La maté porque era

mía” (1992) de Patrice Leconte, “Para todos los gustos” (1999) de Agnès

Jaoui, e incluso la celebérrima y exitosa “La cena de los idiotas” (1997) de

Francis Veber. Todas ellas, a pesar de la buena voluntad y el esfuerzo de

sus creadores, no han conseguido alcanzar ese punto que diferencia el

genio de lo simplemente correcto.

Desde luego no es problema de intérpretes, ya que los actores galos que

intervienen en la mayoría de los títulos citados son espléndidos. Y, en

concreto, en el trabajo que es objeto de esta crítica, el trío que encabeza

el elenco (Huppert, Frot y Berléand) ha sido reconocido internacionalmente.

En “Las hermanas enfadadas” el defecto quizá habría que buscarlo en no

haber explotado con más reiteración la vena sarcástica de la Huppert. Es

evidente que cuando se incide en ella, la película logra alcanzar sus

mejores momentos. Por ejemplo, el diálogo de los cónyuges en el prólogo, o

bien, la secuencia del monólogo de Catherine Frot durante la cena, en la

que Leclére, con ingenio, extrae planos de forma alternativa de las dos

protagonistas, conocedora de la información ya almacenada por el

respetable en el transcurso del filme.

Por el contrario, Leclére pierde puntos al optar por potenciar el efecto

visual y dramático del personaje de Louise que, incluso en algunas

ocasiones, podría llegar a recordar a Josita Hernán o Lina Morgan en las

distintas versiones de “La tonta del bote”.

Tratándose el argumento de la relación de dos hermanas, la realizadora

francesa no podía dejar de homenajear a dos de las hermanas más

populares que ha dado el celuloide francés, Catherine Deneuve y

Françoise Dorleac, cuando decide incluir un número musical de “Las

señoritas de Rochefort” (1968) de Jacques Demy.

Alberto Alcázar

Enlaces

Isabelle Huppert

Catherine Frot

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:5    Promedio:2.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar