• Por AlohaCriticón

mary reilly poster criticaDirección: Stephen Frears.
Intérpretes: Julia Roberts, John Malkovich, Glenn Close, George Cole.


Ciudad de Londres, finales del siglo XIX. Mary Reilly (Julia Roberts) es una servienta irlandesa que ha encontrado trabajo en el hogar del doctor Henry Jeckyll (John Malkovich). Pronto la mujer se verá envuelta en los extraños experimentos que está realizando el cirujano.

El prolífico realizador inglés Stephen Frears, autor de obras tan variadas como “Mi hermosa lavandería” o “Los timadores” nos sumerge en este film, en el viejo relato del Dr.Jekyll y Mr. Hyde ( John Malkovich), el bien y el mal dados de la mano. La historia la conocemos desde el punto de vista de una inocente criada de nombre Mary Reilly (Julia Roberts) con una infancia llena de pesadillas e indeseables momentos.



La película rodada casi íntegramente en interiores forma un puzzle de atmósferas verdaderamente inquietantes, pero sin caer en la cansina búsqueda del suspense o el terror, simplemente dejándose llevar por el buen guión del también realizador Christopher Hampton (Carrington), y por unos decorados y un vestuario que nos transportan al Londres del siglo XIX. Con continuas alusiones a ese mal/bien que todos tenemos dentro deja caer todo su peso, y lo sobrecarga, en el mal (el padre de Mary, el burdel regentado por una magnifica Glenn Close, el antipático y severo mayordomo.), aun así, la fuerza e ilusión que Julia Roberts aporta a su personaje nos hace creer y confiar en que el bien siempre estará un punto por arriba.

Basada en la obra homónima de Valerie Martin, la obra destaca por su casi gótica puesta en escena, la vistosidad de algunos de sus planos (momento en el que el Dr. Jeckyll se convierte en Mr. Hyde), la suculenta interpretación de Malkovich y de Roberts que cambia totalmente de registro, y la sinceridad de un “viejo sabio” inglés. En cambio, flojea en aspectos tan importantes como el ritmo, vago en todo su metraje, algunos movimientos de cámara imprecisos y mareantes o lo que es más importante en sus escasas pretensiones de mostrar algo nuevo, de filosofear en la dualidad mal/bien, de no volver a dejar a Jeckyll en un segundo lugar, a la sombra de personajes como Drácula, Frankenstein.

Ignacio Moralejo Gutiérrez

Fichas en AlohaCriticón


Stephen Frears
Julia Roberts
John Malkovich
Glenn Close