• Por AlohaCriticón

metropolis fritz lang cartel movie poster cine pelicula

METROPOLIS (1926)

Director: Fritz Lang

Intérpretes: Brigitte Helm, Rudolf Klein-Rogge, Alfred Abel, Gustav Frohlich.

En el año 2000 y en la ciudad de Metrópolis la sociedad está escindida en dos clases, los que tienen el poder y los medios de producción, que viven en lujosos rascacielos y los trabajadores, condenados a un duro trabajo y a vivir en condiciones infrahumanas.

Freder (Alfred Abel), el hijo de Joh Fredersen (Gustav Frohlich), la persona que controla la ciudad a su voluntad, descubrirá los duros aspectos laborales de los obreros y simpatizará con sus propuestas reivindicativas, enamorándose de María (Brigitte Helm), una especie de santa venerada por los trabajadores que aconseja el amor y la no violencia para solucionar sus problemas. El malvado Fredersen, que contempla el discurso de Maria junto al inventor Rotwang (Rudolf Klein-Rogge), le encarga la fabricación de un robot idéntico a la muchacha para que la sustituya y propague un mensaje de violencia.

Un título mítico del gran maestro alemán Fritz Lang, cuya deslumbrante estética (que ha influido notablemente a lo largo de la historia del cine, por ejemplo en “Blade Runner”) resulta mucho más valiosa que su contenido, que emulsiona de manera confusa y con una disposición expresionista (genial labor de Karl Freund, el futuro director de “La Momia” de Karloff) una implacable mirada a la lucha de clases, la alienación obrera y la opresión del poder, una crítica ludista a un futuro maquinizado e industrializado y una especie de mesianismo corporativo en busca de consensuadas reformas sociales y laborales, con una visión pesimista del futuro al estilo H. G. Wells, quien calificaría a esta película como “la mayor tontería que he visto en mi vida”.

“Metrópolis” adapta una novela de la esposa del propio Lang, Thea Von Harbou, y supuso el proyecto más caro y ambicioso de la famosa productora UFA. Las dramatizadas interpretaciones han quedado un tanto arcaicas y su trama, iniciada de manera magistral, con unas hipnóticas imágenes que plasman de manera escalofriante la alienación de la masa isomorfa en un mundo deshumanizado, deviene finalmente en un cándido idealismo poco satisfactorio.

No obstante, este histórico film sigue maravillando con su magistral aspecto visual, sus personajes metafóricos y unas inolvidables caracterizaciones de Rudolf Klein-Rogge (quien se casaría posteriormente con Von Harbou, cuando ambos, al contrario que Lang, abrazaron con simpatía el nazismo) y de Briggite Helm, toda una superestrella en su época.

En los jardines de la ciudad de Metrópolis, el hijo de un potentado

empresario entabla contacto visual con una misteriosa mujer. Su obsesión por

aquella desconocida lo llevará a los abismos, donde cientos de artefactos y

maquinas producen la energía necesaria para mantener en orden a la

población. Mientras tanto un científico misántropo ha terminado su proyecto

más ambicioso, un robot capaz de emular a los humanos casi a la perfección.

Basada en la novela de Thea Von Harbou, su esposa ese entonces, Fritz Lang

dirige esta mítica obra que explora los vaivenes y avatares de una ciudad

ubicada en el futuro, cuya fuente y motor económico se encuentra en las

profundidades, bajo el caos y opulencia del paisaje urbano, en cavernas

donde han sido confinados a trabajar forzosamente, día y noche, una

incontable población de esclavos obreros.

En el film, Lang reúne y oferta pasajes indelebles, como el del mito de la

torre de babel, la persecución de Maria en los oscuros pasajes y cavernas de

los obreros, y el festín del club para adultos, en la que realiza un

admirable y extraordinario uso del montaje.

Una obra maestra del expresionismo alemán, epítome del cine de

ciencia ficción, que se erige además como una de las obras más grandes y de

vital importancia que ha concebido el séptimo arte.

Pierluigi Puccini

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:64    Promedio:3.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar